«Rush Hour», un documental sobre nueva forma de tortura: el caos vial

artworks-000369614340-bazsqq-t500x500 Luciana Kaplan dirige el documental, Rush Hour, una interesante propuesta que denuncia la complejidad de vivir en las grandes urbes, fomentando un estado de ansiedad constante en la gente, que parece no tener salida ni solución. Así, los cruces del tránsito vial entre la Ciudad de México y el Estado de México, Estambul y Los Ángeles cuentan tres historias, poderosas y dramáticas, en torno a los problemas de movilidad en las metrópolis.

A lo largo de los 80 minutos que dura el filme, el público conocerá la historia de una mujer mexicana, madre soltera, quien narra su sufrir para conectar su domicilio en la entidad mexiquense con su trabajo al sur de la capital mexicana. Inseguridad, retrasos, sobre-población y un lastimoso tiempo perdido en viajes de más de dos horas, son los ingredientes centrales de la rutina diaria de esta trama.

Te puede interesar:   Se extinguen "Transformers"

Igualmente, un contratista angelino contará el desgaste que percibe mientras transita por las largas carreteras de California, en las cuales, los viajeros ven pasar la vida, atrapados en embotellamientos sin fin. Finalmente, un matrimonio turco relatará también este azaroso destino, que ha ocasionado una fractura en sus relaciones familiares.

Sin gran parafernalia, Kaplan explora este problema, que se agudiza cada vez más en el mundo, sin interés de los gobiernos para facultar soluciones a la movilidad pública, o por lo menos, para generar empleos en zonas próximas a los habitantes de regiones no centralizadas.

Sin duda, la realizadora pone el dedo en la yaga sobre esta tortura moderna, que somete al individuo a perder incontables horas en un tráfico enloquecedor.

También te podría gustar...