“Bumblebee”, menos efectos, más corazón

1528987126_928672_1528987286_noticia_normal El spin-off de la saga de “Transformers” (Michael Bay, 2007-2017), “Bumblebee”, llega a las salas de cine del mundo este fin de semana, con una considerable reducción en materia de efectos especiales, para ofrecer una historia entretenida y de amistad entrañable, que además de homenajear a la década de los ochenta (la acción sucede en 1987), muestra el estilo del género fantástico de dicha época, priorizando la relación afectiva entre dos seres, usualmente un humano y un alienígena, en pos del bien común.

Así, bajo la dirección de Travis Knight, “Bumblebee” tiene reminiscencias del cine de John Carpenter (“Starman”, 1984) o Steven Spielberg (“E.T.”, 1982), quien, por cierto, funge como productor de la franquicia de “Transformers”. Igualmente, la flamante entrega es más cercana a la caricatura que cautivó a niños y adolescentes del planeta en los mismos ochenta y que desató el furor por adquirir las figuras de acción de estos robots.

Por ende, varias generaciones quedarán satisfechas con “Bumblebee”, cuyo principio básico es desacoplar la brutal parafernalia de las películas de Michael Bay sobre estos entes robóticos con la capacidad de convertirse en varios tipos de vehículos. En “Bumblebee” veremos a un pelotón de soldados americanos, dirigidos por el “Agente Burns” (John Cena), batallando contra el amable “Autobot” y un par de malévolos, “Decepticons”, en plenos suburbios de California, dejando de lado las exageradas tramas de Bay, en las que suele mostrar el poderío y patriotismo, no sólo de un comando, sino de todas las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Protagonizada por Hailee Steinfeld, como “Charlie Watson”, el filme elabora una historia sencilla y digerible para todo público, en la que esta joven adulta encuentra a “Bumblebee”, quien ha perdido la memoria, luego de llegar a la Tierra para establecer una base de operaciones a favor de los “Autobots”. Surgirá entonces una amistad entre “Charlie”, quien no ha superado el deceso de su padre, y “Bee”, tratando de descubrir qué hace en nuestro mundo.

Sobresale del spin-off que muestra por primera vez escenas de la famosa “guerra civil” en “Cybertrón”, en la que las fuerzas del bien, comandadas por “Optimus Prime”, se enfrentan a las huestes del malvado, “Megatrón”, devastando el planeta natal de estos organismos de metal, obligándolos a buscar refugio en otros mundos. Igualmente, los fans de hueso colorado gozarán de los cameos de algunos “Transformers” de la primera generación, que hacen su debut en la pantalla grande.

Si bien resaltarán confusiones con la línea de tiempo oficial de la saga, en la que supuestamente, “Bumblebee”, estuvo en la Tierra antes de 1987, lo mejor es no meterse en honduras, y gozar de esta producción, que tiene todos los elementos para remontar a los fans de la Generación X a su juventud, cuando estos “robotitos” se tornaron en un fenómeno, no sólo por la interesante animación, también por la belleza de los juguetes, que hoy en día se cotizan en varios miles de pesos. Lamentablemente, “Bumblebee” es una de las figuras de menor precio, justo por la popularidad que cobró, pero hoy en día, puede presumir que ni su jefecito, “Optimus Prime”, tiene su propia película.

También te podría gustar...