Beyruti plantea cambios en educación

beyruDe acuerdo con el informe Educación y desarrollo en México: Una historia de baja capacidad de aprovechamiento de capital humano recientemente publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no ha existido en las últimas dos décadas una correspondencia entre el avance educativo, el desarrollo económico, y el terreno laboral.

El reporte del BID señala que, si bien se han registrado notables avances en el nivel educativo y en la calidad de la educación en los 20 años recientes, “se esperaría un mejor desempeño económico, el cual no se ha observado, y sobresale el hecho de que la población con mayor escolaridad, en lugar de mejorar sus condiciones de empleabilidad y salarios, ha registrado un deterioro relativo”.

Sobre esto, el BID añade que uno de los principales síntomas es que los retornos a la educación superior han caído significativamente, “y la evidencia presentada apunta a que una de las posibles causas es que la economía del país no ha sido capaz de internalizar el progreso educativo y traducirlo en mayor productividad”.

GINgroup, que preside el Dr. Raúl Beyruti Sánchez, considera que es importante revisar las causas que impiden al país desarrollar más la productividad, pues lo que muestra el estudio del BID es que, pese a que se ha trabajado por potenciar los grados de escolaridad, esto debería de verse reflejado en mayor aprovechamiento del capital humano que surge de esos niveles educativos.

Educación y desarrollo en México: Una historia de baja capacidad de aprovechamiento de capital humano ofrece algunos indicadores para apuntalar su conclusión, uno de ellos es que en los últimos 20 años el desempeño económico del país ha tenido una tasa promedio de 1.7%, porcentaje por debajo de la tasa promedio que se ha registrado en América Latina que ha sido de 2.36 por ciento.

Otro de los indicadores son los niveles de productividad de México, los cuales han caído desde 1990 una tasa promedio de 2%, mientras que en América Latina han crecido 0.26 por ciento.

Asimismo, en materia de empleo, con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el estudio afirma que de 2000 a 2015, la tasa de crecimiento del empleo fue de 2% en nuestro país, mientras que en el continente latinoamericano fue de 6 por ciento.

“La educación es una de las herramientas que ayudan a cualquier nación a desarrollarse y fortalecer el progreso y para México no debe ser la excepción; por ello, debemos evaluar el aprovechamiento que hasta hoy hemos tenido del capital humano que se forma en las aulas, esto es tarea tanto de los empleadores como de las autoridades laborales y desde luego las académicas”, dijo Beyruti Sánchez, presidente de GINgroup.

Sobre la inserción laboral y los retornos de la educación, el estudio del BID dedica un amplio análisis en el que consigna diversos factores para explicar la falta de un mayor impacto de los avances educativos en el mundo laboral, uno de ellos es que podría tratarse de que los trabajadores con menor nivel de calificación han visto incrementada su inserción laboral, “presumiblemente por una mayor demanda, mientras que, para aquellos con educación superior, esta ha disminuido”.

También te podría gustar...