¿Deudas acaban con relaciones? En finanzas, ellas más infieles que ellos

Aunque los hombres endeudados son más propensos a compartir información sobre su salario y el estado de sus deudas con sus parejas, el 47 por ciento de las personas considera que son ellos quienes más tienden a ocultar su situación económica y a caer en la infidelidad financiera, informó Juan Pablo Zorrilla, Director General de Resuelve tu Deuda.

Lo anterior, dijo, de acuerdo con un sondeo realizado por la reparadora de crédito a mil clientes casados con una edad promedio de 47 años, en donde se destaca que mientras el 86 por ciento de los hombres le informan a sus esposas cuánto ganan, sólo tres cuartas partes de las mujeres repite dicho comportamiento.

Igualmente, señaló que mientras 9 de cada 10 varones confían en sus parejas y les dicen cuando tienen deudas impagables en sus créditos, sólo 8 mujeres lo hacen. Sin embargo, ambos coinciden en que los principales motivos para no involucrar a sus cónyuges son la pena, evitar conflictos o reclamos, así como la autonomía financiera.

“Al realizar el estudio descubrimos que 9 de cada 10 encuestados considera necesario que las parejas compartan su información económica. Sin embargo, al plantearles distintos escenarios descubrimos que, llevarlo a la práctica, es más complicado de lo que parece. Esta situación de ocultamiento, que conocemos popularmente como infidelidad financiera, podría despertar tensión al interior de la relación si la confianza y la comunicación se ven comprometidas”, comentó.

Con respecto al comportamiento en pareja con ciertos asuntos financieros, destacó que aproximadamente la mitad de las personas estaría dispuesta a compartir el estado de su cuenta de ahorro y el 37 por ciento las deudas que posee. En el otro extremo, dividir las cuentas de tarjetas de crédito apenas alcanza el 14 por ciento, convirtiéndose en el producto al que se le tiene mayor precaución y recelo.

¿Relaciones sentimentales terminan por deudas?

El experto en finanzas personales destacó que, al cuestionar a las personas sobre cuántas veces creen que las parejas discuten por dinero, el promedio fue de 3 veces a la semana. Además, al indagar sobre qué tan probable es que un matrimonio se separe por problemas financieros, 7 de cada 10 respondieron que es altamente posible.

Bajo este contexto, Juan Pablo Zorrilla recalcó la importancia que tiene tratar nuestra situación económica con honestidad, especialmente cuando se generan planes de vida con otra persona. De esa manera, a través de una comunicación madura y sin reclamos, se elimina la tensión de mantener un secreto que repercute en el estilo de vida del matrimonio.

Además, añadió que en ocasiones ese mismo entendimiento no sólo se ve reflejado en un acompañamiento moral y emocional, sino que la otra persona podría involucrarse activamente aportando soluciones a la dificultad que se está viviendo. Tal es el caso de tres cuartas partes de los encuestados, cuyas parejas ofrecieron su apoyo para liquidar las deudas en menos tiempo.

“Aceptar que tenemos un problema en el manejo de nuestro dinero es el primer paso para retomar las riendas de nuestra vida financiera. Lo mismo ocurre con las deudas, hemos visto que cuando una persona se sincera sobre su situación con los suyos, se siente más tranquila para poder completar su programa y a nosotros nos alegra ofrecer la guía y el acompañamiento hasta el momento en que liquide su último crédito”, concluyó.

También te podría gustar...