Una “Lady Rancho” sin estereotipos físicos

Contrario a lo que pudiera pensarse, el filme, Lady Rancho, de Rafael Montero, es una comedia ligera efectiva, que si bien se interna en la moda de producir tramas clasistas, por lo menos ofrece un homenaje a las viejas películas rancheras mexicanas, presentado varios personajes que hacen lucir las fortalezas de esta entrega.

De inicio, la actriz, Danae Reynaud, se sale del estereotipo de la heroína tipo Karla Souza o Martha Higareda, mostrando sus kilos de más para encarnar a Camila, una chica de clase alta, caprichosa e insoportable, quien ante su falta de humildad es enviada por sus padres, Jorge (Juan Carlos Colombo) y Fátima (Azela Robinson) a un rancho propiedad de esta familia, para que ahí, la jovencita aprenda modales.

Sobrevendrá el choque de clases, entre esta fashionista y la gente del pueblo, acostumbrada a un tipo de vida tranquilo, sin embargo, conforme avanza la trama, la Lady Rancho recibirá una lección de vida. Aunque los chistes son un poco predecibles, la comedia física de Reynaud destaca de manera hilarante, muy lejos de actrices como Rebel Wilson o Amy Schumer, pero logra divertir al público, incluso, con bromas anti-AMLO.

Quién de plano se pierde en la cinta es el nieto de Cantinflas, el joven Mario Moreno, aburrido e insulso como galán de la protagonista.

También te podría gustar...