Óscar 2019, el camino a “Roma”

La mesa está puesta para que los cinéfilos de todo el mundo disfruten de la entrega 91 del Óscar, que se llevará a cabo el próximo domingo en el Teatro Dolby de Los Ángeles, California. En el pasado, la ceremonia, de más de tres horas de duración, ha ofrecido momentos cumbre, a veces, polémicos, en ocasiones, absurdos, otros tantos, soporíferos. ¿Alguien recuerda la edición 83 con la desastrosa conducción de Anne Hathaway y James Franco en la que resultó triunfadora la cinta “El discurso del rey”? ¿O el impactante show musical que un cantarín Hugh Jackman ofreció en 2009? ¿Quizás aquella noche de 2010 cuando James Cameron, nominado como Mejor Director por “Avatar”, sucumbió ante su ex-esposa, Kathryn Bigelow, quien se alzó triunfante en dicho rubro por “The Hurt Locker”? Seguro Cameron no lo olvida, y menos con esa “carita” de hastío que le dio la vuelta al globo terráqueo al contemplar a la que fuera su cónyuge con el hombrecillo dorado.

Para esta ocasión, diversas categorías parecen ya otorgadas, en gran medida a que los posibles ganadores han arrasado en la temporada de premios 2018-2019, destacando Mahershala Ali como Actor de Reparto por la deliciosa, “Green Book”, o Regina King como Actriz de Reparto por la sutil, “Si la colonia hablara”. Igualmente, Alfonso Cuarón lleva las de triunfar como Mejor Director, mientras que “Roma” ha sobresalido en todos los galardones como Mejor Cinta en Lengua Extranjera. Otra que sin duda se consolidará como una artista musical de leyenda será Lady Gaga, compositora e intérprete del tema, “Shallow”, de la película, “Nace una estrella”.

Sin embargo, aún hay incertidumbre. Por ejemplo, ¿se atreverá la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos a premiar como Mejor Actor a Rami Malek por su interpretación de Freddie Mercury en “Rapsodia Bohemia”? Si bien es una poderosa actuación, trabajos como el de Christian Bale dando vida a Dick Cheney, el que fuera vicepresidente de la Unión Americana, en el filme “Vice”, no está por debajo de lo ofrecido por Malek.

Igualmente, Yalitza Aparicio tiene posibilidades, tomando en cuenta que compite con actuaciones no tan poderosas como las de años anteriores. La máxima aspirante de 2019 es Glenn Close por “La buena esposa”, una participación demasiado melodramática, pero que ha ido acompañada de un discurso de empoderamiento femenino, lo cual, y a pesar de que la Academia parece haber olvidado el movimiento de equidad de género, “MeToo”, podría ser el incentivo para que la veterana Close cante victoria.

“Roma” de Cuarón, sin duda, es una de las tres contendientes para cincelar el Óscar, el cual representaría el primero como Mejor Película para un filme netamente mexicano (lo mismo ocurrirá si gana Mejor Película en Lengua Extranjera). Sus máximas rivales son “Green Book” de Peter Farrelly y “La favorita” de Yorgos Lanthimos, o hasta una campanada de “Rapsodia bohemia”.

La hora ha llegado. Ojalá “Roma” venza y tape la boca de sus miles de envidiosos critiquillos.

También te podría gustar...