«¡Shazam!», la palabra del éxito de DC-Warner

Bajo la dirección de David F. Sandberg («Annabelle: Creation», 2017), llega a las salas cinematográficas del mundo, «¡Shazam!», la nueva película de los personajes de DC Comics, que a decir de la crítica, es uno de los mejores productos fílmicos de este grupo de súper-héroes, cuyo Universo Extendido comenzó en 2013 con «El Hombre de Acero» (Zack Snyder), y que luego de varios presuntos altibajos, por fin parece consolidarse en el gusto del público, gracias también a «Wonder Woman» (2017) y «Aquaman» (2018).

Sin embargo, las otras cintas de esta serie, «Batman vs. Superman» (2016), «Escuadrón Suicida» (2016) y «La Liga de la Justicia» (2017), todas producidas y distribuidas por Warner, ofrecieron extraordinarios resultados en taquilla, pero diversas campañas en contra, gestadas en medios de comunicación norteamericanos, se lanzaron con rabiosas críticas, como si se tratara una cruzada, para demeritar cualquier propuesta del combo DC-Warner, a pesar de superar en calidad a otras películas basadas en cómics, claro, las de Disney-Marvel, empresa que optó por voraces operaciones de marketing, encumbrando paupérrimas historias como «Guardianes de la galaxia 2» (2017), «Ant-Man» (2015), «Ant-Man and the Wasp» (2018), «Thor 3» (2017), «Spider-Man Homecoming» (2017, ésta en asociación con Sony), convirtiéndolas en burdas comedias de pastelazo.

Te puede interesar:   Ponte al otro lado de la puerta

Por fortuna, al mando del creativo, Geoff Johns, DC-Warner ha logrado interesar a la audiencia, para competir con propuestas diferentes a las cintas antes mencionadas. Así, llega «¡Shazam», una entretenida trama sobre uno de los personajes más añejos del Noveno Arte, el originalmente nombrado «Capitán Marvel», que apareció en su formato impreso en 1939, creado por C. C. Beck y Bill Parker, editado por Fawcett Comics. Su popularidad fue tal, que superó en ventas a «Superman», de DC, sin embargo, el enorme parecido con el «kriptoniano», tanto física como artísticamente (amén que ambos eran todopoderosos), llevó a DC a demandar a Fawcett, ganando la contienda, aniquilando al fortachón del traje rojo. Sin embargo, en 1972, DC adquirió los derechos del paladín, mismos que mantiene hasta hoy.

Te puede interesar:   La boda de Valentina, choque cultural muy divertido

Pese a la similitud, «Superman/Clark Kent» era un adulto, en un mundo de adultos, mientras que «Capitán Marvel», hoy llamado, «¡Shazam»!, era un niño, «Billy Batson», elegido por una poderosa entidad mágica, que le confiere las habilidades de un grupo de deidades (Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio) para combatir al mal, transformándose en un hombrón con sólo decir «shazam», pero lo que lo diferenciaba del «Hombre de Acero», era justo eso, se trataba de un niño de 14 años en un cuerpo de un individuo en sus veintes, lo que generaba curiosas y divertidas situaciones a este héroe en su intentona por impartir justicia.

Te puede interesar:   Viene a México editor de "Amelie"

Con base en este origen, Zachary Levi se enfunda en el vestuario colorado de «¡Shazam!» para ofrecer una dosis de acción y humor en esta película. Lo acompañan en el elenco, Mark Strong, Djimon Hounsou, Jack Dylan Grazer, Asher Angel y Grace Fulton. Para los conocedores del personaje habrá fenomenales sorpresas, además de dos escenas post-créditos. Para los nuevos allegados, «¡Shazam!» será una brillante experiencia en esta nueva era para DC-Warner, que optará por ya no cruzar a sus héroes en una misma cinta, prefiriendo explotar sus propios espacios, ya sea «Metrópolis», «Ciudad Gótica», «Atlantis» o los mundos mágicos del verdadero «Capitán Marvel».

También te podría gustar...