“Él viene por ti”, cine de horror sin intensidad

Él viene por ti es una convencional película de horror, dirigida por el debutante, Quinn Lasher, y estelarizada por Yvonne Strahovski, que ofrece pocos sustos y una trama un tanto simple, que hace cierto homenaje al Michael Myers de la saga de Halloween, ya que aparece en acción un misterioso asesino enmascarado, llamado simplemente, John, el cual mortificará a una madre de familia, Laura (Strahovski), y sus dos pequeñas hijas, Kayla (Anna Pniowsky) y Maddie (Abigail Pniowsky), atrapadas en una cabaña.

Aunque la premisa puede parecer interesante, poco a poco se va diluyendo hasta alcanzar un punto de no retorno, en el que se extiende la tensión de la atmósfera, al grado de que la audiencia pierde el interés de lo acontecido en pantalla.

Previsible y sin aportar nada, esta cinta se mueve en la intrascendencia, y rumbo al final, en el ridículo, con giros que nada sorprenden, o en el mejor de los casos, son un cliché del cliché del cliché y al infinito.

Ni la presencia de Strahovski, reconocida por su participación en la serie televisiva, Dexter, logra salvar el filme, convirtiéndose en un trabajo más de esta bella actriz, que no has visto su suerte en el Séptimo Arte, interviniendo en fracasos como Yo, Frankenstein o Dame tus ojos.

También te podría gustar...