Vibra de principio a fin con “John Wick 3: Parabellum”

En “John Wick 3”, dirigida por Chad Stahleski (realizador también de las primeras dos partes, 2014 y 2017), y protagonizada por Keanu Reeves, la adrenalina fílmica cobra otro sentido, gracias a la vorágine de escenas de combate, con y sin armas, en un luminosa, aunque nocturna, ciudad de Nueva York, donde este personaje, un ex asesino a sueldo, amante de los perros, tratará de escapar de decenas de colegas, dispuestos a eliminarlo por 14 millones de dólares, luego de faltar a las reglas de tan honorables criminales.

Así, “John Wick” no sólo buscará salvar su pellejo, también, intentará revertir la recompensa por su cabeza, entre fascinantes efectos especiales en materia de aniquilaciones en pantalla, las cuales lucen sumamente reales e imaginativas, dándole un plus a este agasajo visual que no le pide nada a la acción del cine de paladines con capa.

Si bien, Reeves se tornó en un icono del cine comercial con “Matrix”, trilogía que cambió el género de acción por su original estilo de batallas cuerpo a cuerpo, nuevamente, el buen Keanu (considerado el histrión más humilde de Hollywood ya que hasta viaja en metro y pasea como si nada en las calles gringas), hace gala de su dedicación y disciplina para entrenar a conciencia y definir un rol que, sin duda, ameritará una cuarta aparición en la pantalla grande.

Para los fans de Reeves y Laurence Fishburne (“Morfeo” en “Matrix”), estos vuelven a hacer mancuerna, como en “John Wick 2″, acompañados por ¿¡”Trinity”!? o ¿un simil?, lo mejor será que el público lo descubra en el cine.

También te podría gustar...