«Corgi», un perro real, enemigo de Trump

Corgi: un perro real es una divertida historia animada, protagonizada por Rex, el can favorito de la Reina de Inglaterra. Sin embargo, luego de provocar un incidente internacional con el Presidente de los Estados Unidos, nada más y nada menos que Donald Trump, el fiel perro es reprendido por la soberana británica, provocando su huida (convencido también por su compañero, Charlie) y posterior desaparición, lo cual, desata la tristeza de la monarquía.

Sin embargo, Rex no estaba muerto ni andaba de parranda, ya que, de hecho, comienza un periplo en el mundo ordinario, arrepentido de haber abandonado el palacio real. En dicha aventura, conocerá a otros sabuesos y se enamorará de Wanda, situación que detonará su valor.

Te puede interesar:   "Suburbicon", Clooney intentando ser un Coen

Aunque el filme inicia bien, caricaturizando a la realeza, al propio Trumo y a su esposa, Melania (¿y hasta su hija, Ivanka?), conforme la trama avanza, va decayendo en los clichés típicos de este tipo de tramas, haciendo deslucir por completo la bonita animación, en la que los tiernos corgis destacan sobremanera.

La cinta no atina a decidir su público, si netamente infantil o una mezcla de humor sencillo con chistes de doble sentido, lo que ocasiona cierta confusión en cuanto a la línea de esta producción belga.

Dirigen Vincent Kesteloot y Ben Stassen. El doblaje en español no es precisamente de lo mejor.

También te podría gustar...