Medix y la AMH alertan sobre los índices de hígado graso en la población

Por Omar Iván Martínez

Profesionales de la salud incorporados a la Asociación Mexicana de Hepatología (AMH) en colaboración con la farmacéutica Medix, hicieron un llamado a la sociedad con motivo del Día Internacional del Hígado Graso No Alcohólico para alertar sobre la Esteatohepatitis No Alcohólica (EHNA), la cual, puede derivar en una de las principales causas de muerte entre la población mexicana: la cirrosis.

Durante la plática compartida desde las instalaciones del Hotel Sheraton ubicado en el Centro de la Ciudad de México, la doctora Eira Cerda Reyes, señaló algunos principales factores de riesgo con los cuales se puede desarrollar la EHNA, entre ellos: la obesidad, altos índices de colesterol y triglicéridos, así como la diabetes e intolerancia a la insulina.

De igual manera, de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE): “8 de cada 10 personas que desarrollan el llamado Síndrome Metabólico (categorización de enfermedades relacionadas con la obesidad) tienen hígado graso”, puntualizó la doctora Eira.

En su participación, el doctor Aldo Torres, previó una crisis en el sistema de salud para el próximo año si los índices de la enfermedad no se atienden y señaló: “del total de pacientes con hígado graso, sólo del 5 al 7 por ciento evoluciona a cirrosis, sin embargo, debido al número de habitantes en México (120 millones en promedio) la suma de enfermos cirróticos será grave. Se prevén 1 millón 600 mil cirróticos en México, de los cuales, 600 mil serán casos relacionados de manera directa por hígado graso”.

La doctora Alma Laura Ladrón de Guevara Cetina resaltó: “la cirrosis es la cuarta causa de muerte en México. En promedio fallecen 33 mil personas debido a esta enfermedad y se realizan sólo 150 trasplantes de hígado al año” por lo cual recomendó “mantener una conducta preventiva y educación médica continua como primera opción; una guía alimenticia, así como, una rutina de ejercicios aeróbicos (30 minutos diarios cinco veces a la semana) para evitar la evolución de EHNA en cirrosis.

Asimismo, la doctora Ladrón de Guevara Cetina refirió algunos métodos para tratar la enfermedad: “la elastografía (estudio a través de ultrasonido) es una técnica que identifica qué personas afectadas necesitan mantener un seguimiento y cuáles requieren una atención especializada. También el trasplante de hígado es la mejor opción, sin embargo, se requiere que la persona candidata cuente con un corazón sano para resistir la cirugía”.

Por último, de acuerdo con los ponentes, la EHNA: “es una enfermedad de carácter silencioso debido a que no presenta síntomas. La única manera segura de identificarla es a través de una constante revisión médica para combatirla”. Además, según se informó, la AMH a impulsado diversas pláticas y campañas relacionadas a la salud hepática para concienciar, tanto a la población como a la comunidad médica, debido a que 7 de cada 10 personas está en riesgo de padecer de hígado graso.

También te podría gustar...