¿Sabes con certeza lo que les das de comer a tus hijos?

Por Paola Franco

En México, 7 de cada 10 adultos y 1 de cada 3 niños y adolescentes pesan más de lo que deberían, las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados con alto contenido de azúcar, grasas y sal, se han convertido en la causa principal de las emergencias epidemiológicas de obesidad y diabetes. Estos productos han generado una epidemia de enfermedades metabólicas que afectan en mayor grado a poblaciones indígenas y rurales del país, donde carecen de atención preventiva y médica mínima.

“En México la obesidad y la diabetes han alcanzado dimensiones catastróficas que están llevando al colapso del sistema de salud pública. Si en el año 2000 murieron 46 mil personas por diabetes, en el 2016 murieron más de 106 personas. En la administración de Felipe Calderón murieron por diabetes medio millón de personas, en la de  (Enrique) Peña Nieto esta cantidad llegó a más de 600 mil. Sin medidas preventivas, sin impulsar las regulaciones recomendadas internacional y nacionalmente, la administración de (Andrés Manuel) López Obrador llegará a un número bastante superior y el sistema de salud terminará por colapsar”, declaró Paulina Magaña, Investigadora en Salud Pública de El Poder del Consumidor.

Por otra parte resalta el hecho de que el actual etiquetado nutrimental frontal en México tiene serias limitaciones, ya que no fue diseñado por un grupo de trabajo de expertos y libre de conflicto de intereses, no partió de la evidencia científica, es decir, no se realizó ningún estudio o evaluación que respaldara la elección del etiquetado. Además, utiliza un formato y conceptos incomprensibles para población. Es claro que desde su diseño, este etiquetado omite las recomendaciones nacionales y regionales, denotando un marcado interés en favor de la industria de bebidas y alimentos.

Afortunadamente, se están tomando medidas para cambiar el etiquetado nutrimental frontal en México, tomando como ejemplo las acciones emprendidas en otros países como Chile, Perú y Uruguay, donde el etiquetado frontal de advertencia parece ser la medida más efectiva para reducir el consumo de estos productos.

En nuestro país estas acciones van encaminadas de la mano de la Alianza por la Salud Alimentaría (ASA) que lanza la campaña “Exijamos etiquetados claros para cuidar la salud de nuestros hijos”. La campaña estará presente en espectaculares, radio y redes sociales, además de contar con un sitio web: www.wtiquetadosclaros.org en donde se proporcionara información acerca del etiquetado en México.

 

También te podría gustar...