Chevrolet presenta el primer Corvette con motor central

Chevrolet cumple su promesa de largo plazo del icónico Corvette con el lanzamiento del nuevo Stingray 2020, el primer Chevrolet Corvette de motor central de producción en la historia de la marca. Siendo la suma de todo lo anterior a él, Stingray 2020 se reinventó para ofrecer a los clientes nuevos niveles de desempeño, tecnología, detalles artesanales y lujo.

Del motor frontal a motor central, en menos de tres segundos

“Corvette siempre ha representado la cumbre de la innovación y ha superado todos los límites en GM. El tradicional vehículo con motor frontal alcanzó sus propios límites de desempeño, requiriendo un nuevo diseño”, dijo Mark Reuss, Presidente de GM. “En términos de confort y diversión, se sigue viendo y sintiendo como un Corvette, pero se maneja mejor que cualquier otro vehículo en la historia de Corvette. Los clientes estarán muy emocionados con nuestra gran atención al detalle y al desempeño a través del tablero”.

El nuevo diseño con motor central le otorga a Stingray 2020:

• Mejor distribución de peso, aprovechando el sesgo de peso trasero para mejorar el rendimiento en línea recta y dentro de la pista.
• Mejor respuesta y sensación de control gracias a la posición del conductor más cercana al eje frontal, casi encima de los neumáticos delanteros.
• El tiempo más rápido de 0 a 60 mph que cualquier otro Corvette de la historia – menos de 3 segundos con el paquete Performance Z51.
• Una vista similar a la de un auto de carreras gracias a un bajo nivel de cofre, panel de instrumentos y volante. Excelente visión hacia adelante tanto para conductor y pasajero.
• Mejoras en las fortalezas de utilidad tradicionales de Corvette, con doble cajuela para un total de 12.6 pies cúbicos de volumen de carga, ideal para equipaje o dos equipos de golf.

Diseño inspirado en automovilismo y aeronáutica

El exterior de Stingray 2020 tiene una expresión agresiva y futurista con las exóticas proporciones del motor central, pero sigue siendo inconfundiblemente un Chevrolet Corvette. Su delgada, musculosa y atlética forma convergen con una sensación de movimiento y potencia desde cada ángulo.

“Como el vehículo con el desempeño más icónico de América, rediseñar Chevrolet Corvette Stingray desde abajo, le presentó al equipo una oportunidad histórica, algo que los diseñadores de Chevrolet habían deseado por más de 60 años”, dijo Mike Simcoe, Vicepresidente de Diseño Global de General Motors. “Es ahora el mejor de América, un nuevo lanzamiento en el segmento de vehículos deportivos con motor central. Estamos seguros de que Chevrolet Corvette destacará frente a lo mejor que el mundo tiene que ofrecer”.

Un nivel de detalle artesanal de un super auto, materiales premium y atención al detalle, fueron fundamentales en el diseño de cada componente de Stingray. La nueva ubicación del motor es verdaderamente el punto focal del diseño de este vehículo. Es el corazón de esta nueva generación de Chevrolet Corvette y destaca como una joya visible a través de una gran vitrina.

La gran atención al detalle optimizó la apariencia de cada cable, tubo, tornillo y sujetador, similares a aquellos encontrados en diseños de motocicletas de pista y todo terreno.

Algunos aspectos de diseño adicionales:

  • • Faros de bajo perfil diseñados alrededor de nuevos proyectores.
    • Las manijas de puertas, cofre y ventanas no interfieren con el esculpido diseño.
    • Largas tomas de aire para enfriamiento del motor y desempeño aerodinámico.
    • La forma del Pilar A comunica velocidad y asiste en la visibilidad.
    • Gran ventanilla posterior con 7 tomas de aire, mostrando el motor.
    • Salidas de escape cuádruples ubicadas en los extremos exteriores del vehículo.
    • Luces traseras led dobles con señales de giro animadas.
    Mejoras en el interior:
    • Cabina que no sólo se ha extendido 16.5 pulgadas hacia el frente, sino que envuelve al conductor transmitiendo su gran desempeño y temática aeronáutica.
    • Controles de clima verticales y ventilas ultradelgadas que minimizan la altura del panel de instrumentos, creando un interior bajo y espacioso.
    • Nuevo volante cuadrado de dos brazos con diámetro pequeño que permite una vista despejada del tablero reconfigurable de 12”.
    Tres opciones de asientos:
    • GT1 – con un estilo deportivo que enfatiza el confort mientras otorga un buen soporte para situaciones de conducción de alto rendimiento. Con interiores de piel Mulán, soporte lumbar bidireccional opcional y ajuste de ala.
    • GT2 – una primicia para Chevrolet Corvette, estos asientos tienen un diseño inspirado en carreras con confort para viajes largos gracias al uso de espuma de doble densidad. Incluyen bordes de fibra de carbono, insertos de piel de Napa, refuerzos de piel Mulán, respaldo pintado en negro, soporte lumbar bidireccional y ajuste de ala, con ventilación y calefacción.
    • Competition Sport – diseñados para conductores enfocados en pista, estos asientos incluyen refuerzos agresivos, superficie de asiento Napa y bordes de fibra de carbono en las cabeceras, calefacción y ventilación, junto con un nuevo y duradero paquete textil inspirado en chalecos Kevlar.

Ingeniería para ser un verdadero super auto todos los días

La estructura de Chevrolet Corvette está construida alrededor de su columna vertebral: el túnel central. Esto permite una estructura ligera y rígida que sirve como la base para que el sistema de suspensión se desempeñe de forma óptima. Al eliminar las partes no deseadas de la carrocería del vehículo, los clientes de Chevrolet Corvette vivirán la última experiencia en desempeño con capacidades de agarre lateral sobresalientes. El vehículo tiene una sensación de conexión con el camino muy sólida, con mínimas vibraciones a altas velocidades o en largos trayectos.

“Nuestra misión era desarrollar un nuevo tipo de vehículo deportivo, combinando los atributos exitosos de Chevrolet Corvette con el desempeño y experiencia de manejo de un super auto con motor central”, dijo Tadge Juechter, Ingeniero en Jefe de Corvette.

La joya en el centro
El corazón de Corvette Stingray 2020 es el motor Chevrolet V8 LT2 6.2L de bloque pequeño de última generación, el único V8 naturalmente aspirado en el segmento. Entregará 495 caballos de fuerza (369 kW) y 470 lb-pie (637 Nm) de torque cuando esté equipado con escape de alto rendimiento: es la mayor potencia y torque anunciados para Corvette.

“Aunque ahora está detrás del conductor, el motor LT2 brinda la experiencia visceral que todos esperamos de Corvette”, dijo Jordan Lee, Ingeniero en Jefe Global de Motores de Bloque Pequeño de GM. “El LT2 fue diseñado para ofrecer un excelente par de torsión bajo y potencia de gama alta para dar una respuesta emocionante al pedal a cualquier RPM”.

También te podría gustar...