«Ted Bundy: durmiendo con el asesino», retrato poco fiel de un criminal

Por Rogelio Orihuela

Ted Bundy: durmiendo con el asesino es una película que ofrece un innecesario enaltecimiento de los actos inhumanos de uno de los criminales más famosos de la historia, aunque es cierto que siempre resulta interesante un tema de esta índole. El filme, que resulta impactante aún con la falta de lo explicito, cumple con su cometido de recordar, mostrar un lado diferente y volver a exhibir a Ted Bundy.

Zac Efron encabeza el reparto dando vida a Ted Bundy mediante un papel que muestra la madurez y profesionalismo del actor ante un papel que exigía tal calidad; Lily Collins (Elizabeth Kloepfer), Angela Sarafyan (Joanna) y Jim Parsons (Larry Simpson) complementan el resto del elenco.

Te puede interesar:   Bimbo anuncia lanzamiento de su primer empaque de pan compostable

La dirección estuvo a cargo de Joe Berlinger, que muestra un trabajo pulcro y respetuoso en cuanto a la memoria de las víctimas de Ted Bundy, es notorio el cuidadoso proceso de selección de reparto y las escenas trascendentales para presentar el filme en un equilibrio de intensidad y reserva.

Ted Bundy narra la historia “amorosa” del asesino y el proceso de juicio por el que fue sentenciado, su andar por las ciudades donde cometió sus crímenes y el impresionante porte que tuvo hasta el final.

Una película que muestra un lado conocido pero diferente de Ted Bundy y que para los que conocen el caso tal vez les resulte repetitivo pero interesante, y todos aquellos que no saben de la existencia del asesino querrán saber más después de ver el filme.

También te podría gustar...