Renault pionero del motor turboalimentado en la Prueba Reina

El Renault RS01 fue el primer coche en la prueba máxima del automovilismo propulsado por un motor turboalimentado. El auto diseñado por André de Cortanze y Jean-Pierre Jabouille, tuvo su primera aparición en la competencia de Silverstone en 1977. Sin embargo, no hizo más de 12 vueltas y se ganó el apodo de «Tetera amarilla» en el Reino Unido debido a la nube de humo que sacó cuando se detuvo con un turbocompresor averiado.

Renault continuó su camino de innovación y aprovechó el conocimiento obtenido de su motor turbo utilizándolo en carreras de autos deportivos. Después de varias pruebas, en 1978 la escudería de Renault tuvo su primera victoria con un motor turbo y demostró que este motor además de ser potente, era confiable. Esta victoria se convirtió en una oportunidad para descubrir más sobre el papel central y pionero de Renault en la introducción y en el uso de motores turbo en las carreras de la máxima prueba del automovilismo, así como en la transferencia de esta tecnología a los vehículos de producción.

Te puede interesar:   Podio para Rac1ng Project en la edición 32 de Endurance 24

Como pionero del turboalimentado en el deporte del motor, Renault decidió hacer que esta tecnología de vanguardia fuera accesible para todos. Hoy en día, los motores turbo siguen respondiendo a una demanda que se ha mantenido constante a lo largo de la historia de Renault: la necesidad de motores eficientes y económicos. Renault llega a Hockenheim con el objetivo de reducir la brecha en su lucha por el cuarto lugar en el mundial de constructores. Para los de Enstone su meta será volver a liderar la zona media en Alemania y será un fin de semana especial para Nico Hülkenberg, ya que corre en casa. Por su parte, Daniel Ricciardo asegura que «Hockenheim es un circuito divertido; y afirma que es un momento importante de la temporada, pues sabe que si quieren estar en el cuarto peldaño, tienen que puntuar con regularidad».

También te podría gustar...