¿Por qué los cobots son la opción más rentable para la industria automotriz?

En un sector industrial tan competitivo como es el automotriz, las innovaciones tecnológicas y la rápida adaptación a las nuevas demandas suponen un valor añadido que marcan la diferencia. Por ello es imprescindible una automatización de la producción que ofrezca las ventajas necesarias para alcanzar el éxito.

¿Por qué los cobots son la opción más rentable para la industria de la automoción? Universal Robots expone los elementos clave para que tu fábrica consiga la máxima eficiencia y calidad en la producción gracias a soluciones de vanguardia como los brazos robóticos.

Beneficios de los robots colaborativos para el sector del automóvil

Las ventajas de la robótica colaborativa aplicada al sector del automóvil son muy numerosas, pero si quieres saber por qué un cobot es la opción más rentable, podemos centrarnos en las siguientes claves:

  1. Disminución de los costos y aumento de la productividad. Los brazos robóticos para la automoción son capaces de disminuir los costos de producción y de aumentar la productividad, ¿cómo?

 

  • Reduciendo los tiempos de producción en la línea de montaje al poder realizar procesos exactos y volúmenes de trabajo predefinidos de una forma uniforme y constante.

 

  • Garantizando la calidad y eliminando el margen de error. Así, un cobot en el sector automotriz puede identificar de forma objetiva las piezas defectuosas antes de su montaje.

 

  1. Amortización de la inversión realizada. En tercer lugar, el plazo de amortización de un robot colaborativo es una de sus ventajas fundamentales. Y es que calcular el retorno de inversión realizada con un cobot es sencillo, ya que no habrá que sumarle costos adicionales asociados a la robótica tradicional, como pueden ser la intervención de personal experto o los vallados de seguridad.

Además, también hay que tener en cuenta los gastos relacionados con los empleados, ya que se trata robots colaborativos que trabajan junto a los operarios y que automatizan procesos como la manipulación manual o tareas repetitivas, que tantos problemas de seguridad y salud generan en sectores como el automotriz. Por todo lo anterior, un cobot ofrece el plazo de amortización más rápido del sector.

  1. Seguridad e innovación. La robótica colaborativa destaca por su seguridad, ya que mejora la ergonomía y seguridad de los trabajadores evitando las bajas por lesiones. En este sentido, un cobot está especialmente diseñado para trabajar codo con codo con los operarios, por lo que cuenta con pioneros sistemas y sensores de seguridad que le permiten detenerse en caso de choque u obstrucción.

Además, herramientas de vanguardia como es la visión artificial, están revolucionando industrias como la de la automoción al poder realizar tareas impensables hasta ahora, que inciden especialmente en el control de calidad.

Aplicaciones que puede realizar un cobot en el sector de la automoción

Entornos peligrosos, tareas que necesitan la máxima precisión… No hay prácticamente ninguna tarea que no pueda realizar un robot colaborativo en la industria del automóvil.

Algunas de las más utilizadas son:

  • Montaje: pueden manejar a la perfección el montaje de piezas ya sea de metal, plástico u otros materiales.

 

  • Atornillado: con un grado de precisión de +/-0,03 mm, con un cobot podrás reducir un riesgo de apriete excesivo y conseguir la tensión correcta ya que seguirá procesos exactos y volúmenes de trabajo predefinidos de forma uniforme y constante.

 

  • Control de calidad: un brazo robótico con cámara de visión puede utilizarse también para realizar pruebas no destructivas y mediciones en 3D, lo que garantiza la calidad de sus productos. Así podrá identificar de forma objetiva las piezas defectuosas antes de su montaje.

También te podría gustar...