¿Cómo cuidar la pintura de tu auto para que siga reluciente?

La pintura no nada más es un factor estético de un auto, también lo protege de la intemperie y a pesar de que es una de las partes más resistentes de un auto, ésta puede verse afectada por varios factores. La contaminación, la exposición constante al sol y a la suciedad, la lluvia ácida y el excremento de las aves, son las principales causas que afectan la pintura de un coche. Si el cuidado de la pintura es el adecuado, tu coche será más resistente a la corrosión y al desgaste. En Renault queremos que tu vehículo se conserve en perfectas condiciones, por ello, te damos algunos consejos que te ayudarán a cuidar su pintura.

Te puede interesar:   JAC anuncia la llegada a México de J7

La exposición a los rayos solares es una causa importante en el deterioro de la pintura. Cuando estaciones tu coche, es preferible que esté debajo de un techo o bajo la sombra, esto evitará que le lleguen los rayos solares y se queme la pintura. Asimismo, te recomendamos no estacionar el auto debajo de un árbol, pues aunque sean una buena opción para tener sombra, las partículas de las flores y plantas así como los excrementos de pájaro que caen de estos lugares, manchan la pintura de forma importante.

Procura lavar tu auto como mínimo una vez al mes, no nada más para tenerlo limpio y brillante, sino también para quitarle sustancias y partículas que a la larga terminarán por dañar la pintura. Es recomendable lavar tu coche con productos destinados a la limpieza de carrocería y llantas, de esta forma evitarás que la pintura pueda dañarse con productos demasiado fuertes. Te aconsejamos utilizar franelas de algodón o esponjas especiales, puesto que usar telas gruesas podrían rayar el auto. De igual forma, es importante lavar el coche en un lugar cubierto, ya que mojarlo con la pintura caliente terminará por quemarla.

Te puede interesar:   Infiniti y Renault impulsan a jóvenes a ser ingenieros de clase mundial

Al acudir a autolavados, llévalo a uno donde no dañen la carrocería del auto al lavarlo de forma descuidada y verifica que utilicen jabones y productos que sean los adecuados para automóviles, que cuidan la pintura y preservan su brillo.

Intenta pulir tu auto cada dos años para así devolverle su brillo original y quitar pequeños rayones. También es importante encerar tu auto de tres a cuatro veces al año. El encerado ayuda a cubrir la porosidad de la pintura y evita que elementos dañinos se adhieran a la carrocería. Gracias a esto, el auto se ensucia menos y es más sencillo lavarlo.

Un buen mantenimiento de la pintura de tu vehículo no sólo hará que siempre tenga una apariencia de un auto nuevo, sino que además estarás cuidando la primera capa de protección de los accesorios internos de tu carro.

También te podría gustar...