INR presenta avances médicos para tratar cáncer en los huesos

El doctor Genaro Rico, jefe del servicio de tumores óseos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) perteneciente a la Secretaría de Salud (Ssa), en compañía de su paciente Alejandro Durán, presentó en conferencia de prensa los primeros resultados obtenidos en relación con un tratamiento desarrollado a partir de ácido acexámico, el cual contribuye a la regeneración del tejido óseo en quienes padecen cáncer de hueso, identificado como osteosarcoma.

De acuerdo con datos de la Sociedad Americana contra el Cáncer, las masas anormales presentadas en los huesos son equivalentes al 0.2 por ciento del número total de tumores (3 mil 500 casos presentados cada año) de los cuales se tiene un registro de mil 660 personas fallecidas. A pesar de mantener una presencia baja, el riesgo de perder la vida a causa de este padecimiento es el mismo al de un tumor presente en otras partes del cuerpo.

Con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), México mantiene una presencia del 0.33 por ciento en relación con el padecimiento, el cual se presenta en mayor medida en personas recién nacidas, hasta la edad de 17 años. En la población adulta, este padecimiento no llega a estar entre los primeros 20 tipos de cáncer que afectan a los mexicanos.

Según compartió el doctor Genaro Rico, su paciente Alejandro llegó al instituto donde labora procedente de Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, para valorarlo ante la aparición de un tumor cercano a la rodilla. La neoplasia, como también se le conoce, se desarrolló en el cuerpo de Alejandro tras sufrir una caída en su casa, lo cual produjo una lesión en su extremidad inferior derecha y posterior a ello, un síntoma de dolores intensos, para a finales del año 2016, ser diagnosticado con cáncer de hueso (osteosarcoma).

Alejandro comenzó un tratamiento con base en quimioterapias, la extirpación del tumor y un tratamiento más de quimioterapias. A pesar de los procedimientos médicos, los doctores sugerían amputar su pierna derecha para eliminar por completo el cáncer y así, evitar complicaciones en su salud.

En busca de otra opinión profesional, llegó al INR con el doctor Genaro, quien comenzó un tratamiento con base en ácido acexámico granulado, un fármaco implementado para acelerar el proceso de cicatrización de los tejidos. El doctor Genaro indicó: “este fármaco favorece un microambiente que ayuda a la recuperación del hueso con mayor eficiencia, al acelerar la evolución de las lesiones causadas por fracturas”.

Asimismo, el especialista comentó: “el 50 por ciento de este tipo de cáncer se presenta en la rodilla. Nosotros realizamos una biopsia de los tejidos previo a estudios de radiografía como nuestra primera prueba para confirmar el padecimiento. Si el patólogo confirma el diagnostico por osteosarcoma, se realizará al paciente una quimioterapia neoadyuvante (tres ciclos de quimioterapia antes de operar al afectado). Antes de comenzar el tratamiento hacemos una evaluación para saber de qué manera se va a proceder”.

Dentro de las posibilidades, se puede realizar una amputación o una cirugía conservadora, también denominada conservadora. En caso de calificar para comenzar el tratamiento, sólo se considera que un paciente está controlado después de cuatro años de completar los ciclos de revisión y procesos combinados con el tratamiento.

Ciclo de revisión del paciente

Una vez realizada la cirugía, el paciente reposará tres semanas e iniciará un nuevo proceso de quimioterapia de consolidación; si evoluciona de manera favorable, se hará un seguimiento cada mes, durante los próximos tres meses. Después de ese lapso, la revisión se hará cada seis meses una vez al mes ayudados de radiografías y gammagrafías en cada uno de los huesos del paciente.

Por último, el doctor Genaro Rico, explicó que en algunos casos de osteosarcoma (no aplica en todos los casos), se realiza un procedimiento denominado Hipertermia Hídrica Controlada, el cual consiste en someter la parte del hueso donde se presenta la enfermedad, a una temperatura de hasta 70 grados centígrados. Esto ocasionará la muerte de las células tumorales y favorecerá en combinación con el ácido acexámico, a la recuperación del paciente.

De acuerdo con el especialista, se aplicó este procedimiento en nuestro país, luego de analizar las técnicas realizadas por un médico originario de Japón, a quien tiempo después invitó a nuestro país para consolidar el estudio médico. Hoy en día, sólo México y Japón realizan este método, sin embargo, con base en la información del doctor Rico, en el país asiático, el hueso del paciente se congela en nitrógeno líquido a una temperatura de menos 70 grados.

Cabe mencionar que es recomendable, en caso de existir dolor en los huesos de una persona y no saber qué lo produce, realizar los estudios de radiografía y gammagrafía, con los cuales se pueden comprobar los casos por osteosarcoma. Si esta se detecta a tiempo, el paciente tendrá más probabilidades de ser candidato a recibir el tratamiento. Además, con un promedio de 150 personas contempladas para ser atendidas por el INR a través de este proceso, el doctor Genaro previó volver a convocar una reunión dentro de un año con la intención de mostrar el resultado de sus estudios.

Actualmente, Alejandro realiza sus actividades de forma cotidiana tal como eran antes de sufrir el padecimiento y es un ejemplo de la eficacia y la evolución favorable obtenida mediante la técnica de la Hipertermia Hídrica Controlada en combinación con el ácido acexámico granulado. Por el momento el tratamiento es distribuido por el sector salud privado, sin embargo, los esfuerzos por acercarlo a todo el público continúan de acuerdo con lo dicho por el doctor Genaro.

También te podría gustar...