«Midsommar», terror de belleza absoluta

Varios expertos en cine dividen los filmes de miedo en dos grandes vertientes: horror y terror. Producciones de horror incluyen elementos sobrenaturales y fantásticos, incluidos asesinos de ultratumba como «Jason» de «Viernes 13» y «Michael Myers» de «Halloween», mientras que las cintas de terror se despojan de lo fantástico para mostrar historias crudas, como es el caso de «Midsommar: El terror no espera la noche», una impresionante película sobre un extraño culto que cada 90 años realiza una serie de macabros festejos.

Bajo la dirección de Ari Aster, reconocido globalmente por el tenebroso filme «Hereditary» (2018), su nuevo producto impacta desde el inicio, contando la historia de una joven mujer, «Dani» (Florence Pugh), sumamente ansiosa y dependiente, que sufre la pérdida de sus padres y de su hermana, sumiéndola en una profunda depresión. Su única ancla con el mundo es su novio, «Christian» (Jack Reynor), el cual, decide por ambos emprender un viaje a la provincia sueca en compañía de tres amigos para, además, realizar una investigación de tesis sobre paganismo, en el marco de un festival veraniego.

Te puede interesar:   Vuelve Superman

Sin embargo, conforme la estadía de este grupo avanza en un lejano bosque, comienzan a ocurrir extraños sucesos, además que la conducta de los miembros del culto sorprende sobremanera a «Dani» y sus acompañantes, que poco a poco conocerán el terror a plena luz del día, en el periodo en que el sol de medianoche alumbra el equinoccio de verano, llevando a la locura a nativos y extraños.

Perturbadora de principio a fin, «Midsommar» no se anda por las ramas y muestra gráficamente violencia, actos sexuales y un sinfín de diálogos crudos pero ejecutados magistralmente, con una fotografía deslumbrante y brillantes escenarios naturales que confluyen en una terrorífica atmósfera donde términos como «incesto», «deformaciones», «brutalidad» están a la orden del irritante sol (para los que odiamos el calor no cabe duda que este clima es también parte de semejantes atrocidades).

Te puede interesar:   Visita en Tap Tap Tour

«Midsommar» hace un homenaje a la cinta, «The Wicker Man» (Robin Hardy, 1973), que básicamente cuenta la historia de un policía en busca de una niña reportada como desaparecida en un poblado escocés, donde también se realizan cultos de índole pagana, igualmente perturbadores, sin embargo, Aster supera con creces esta antigua producción, colocando en el ojo del huracán los misterios de la mente humana y sus imaginativas formas de destruirse entre sí.
+

También te podría gustar...