«El Jilguero», un complejo entramado de emociones

El Jilguero (The Goldfinch, 2019), es un drama dirigido por John Crowley y producido por Nina Jacobson en colaboración con Brad Simpson. Esta historia, retomada de la obra literaria escrita por Donna Tartt en 2013, (reconocida con el premio Pulitzer un año después), nos adentra en la historia de Theo Decker quien, tras vivir la experiencia traumática de perder a su madre en un atentado ocurrido dentro de un museo, cargará con la culpa sin permitirse a sí mismo, reflexionar la situación.

A raíz del fallecimiento de su mamá, Theo (interpretado por Oakes Fegley y Ansel Elgort) atará su recuerdo en un lienzo propiedad del museo, mismo que esconderá sin decir nada mientras crece rodeado de más situaciones complejas relacionadas con la desilusión, la soledad y el desengaño. Un sube y baja de emociones para nuestro protagonista, quien deberá aprender de los golpes de la vida misma.

Te puede interesar:   Checa a Zoé en cine con "Panoramas"

La película maneja un buen mensaje, sin embargo, es larga en cuanto a la duración (2 horas y media) por lo cual, las personas interesadas en ver este largometraje deberán ser pacientes. Se presentan lapsos donde pareciera mejorar la situación para nuestro protagonista, pero casi de inmediato viene otro escenario adverso, un círculo donde el choque de emociones se percibe a medida que se desarrolla el filme.

Tal vez al ser retomada la historia de una obra literaria, faltó jugar un poco con el aspecto de la narrativa, no obstante, podremos apreciar una película para reflexionar y aprender acerca del mensaje plasmado en este proyecto filmográfico.

Te puede interesar:   Son Kidman y Firth "imborrables"

El Jilguero se estrenará el próximo viernes en las principales salas de cine de nuestro país. Una opción para quienes hayan leído la novela y tengan interés por atestiguar el resultado de la producción mostrado en la pantalla grande, o para quienes buscan ver nuevas historias en las salas de cine.

También te podría gustar...