Especialistas alertan sobre índices de embarazo en adolescentes mexicanas

A unos días de conmemorar el Día de la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, celebrado en México cada 26 de septiembre, especialistas en el área de la salud sexual compartieron a través de conferencia de prensa, estadísticas relacionadas con las tasas de embarazo presente en mujeres entre los 12 y 15 años, las cuales van al alza y son consideradas un problema de salud pública en nuestro país.

A partir de un análisis con base en estadísticas del Consejo Nacional de Población (Conapo) realizado por la doctora Raffaela Schiavon, ginecóloga por la universidad de Trieste, ubicada en Italia, se reveló el aumento de embarazos no deseados, ni planificados, ocurridos en niñas y adolescentes entre los 12 y 14 años, los cuales pasaron de 3.2 a 3.55 nacimientos por cada mil jóvenes entre los periodos de 2013 a 2016. Una estadística contemplada para aumentar hacia el año 2050, principalmente en algunos estados del interior de la República Mexicana.

De acuerdo con el reporte, en México nacen en promedio 380 mil niños de madres con edades promedio de 15 a 19 años y, 10 mil más, relacionados con mamás de 12 a 14 años. Dichas cifras posicionan a México como el país con mayor número de embarazos presentes en la población joven en relación con las naciones integradas dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Dentro de este contexto, la doctora Schiavon refirió: “el embarazo en adolescentes es un problema de salud debido a que se puede complicar y convertirse de esta manera en un embarazo de alto riesgo”. De igual manera argumentó: “también es una violación a los derechos humanos de niñas y adolescentes, porque altera su proyecto de vida y su derecho a la educación”.

Asimismo, expuso como la principal estrategia para prevenir el embarazo no deseado durante la etapa de la pubertad, evitar la deserción escolar básica. Según se informó, con base en la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) realizada en 2014, las mujeres que completaron sus estudios de nivel básico, retrasaron dos años el inicio de su vida sexual activa; postergaron tres años unirse en matrimonio con su pareja y, aplazaron dos años y medio, la planeación de su primer hijo.

Por último, la doctora abordó las estrategias planteadas en la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, (Enapea), las cuales pretenden disminuir a la mitad, las estadísticas de embarazos presentados en jóvenes entre los 15 a 19 años a partir de una educación sexual integral, así como evitar el abandono escolar. El programa pretende cumplir sus objetivos durante el año 2030.

En seguimiento de la información, el doctor Said Plascencia, especialista en medicina quirúrgica por parte del Instituto Politécnico Nacional (IPN) compartió como alternativas en planificación familiar, la implementación del uso de métodos anticonceptivos, los cuales definió: “son objetos, sustancias y procedimientos utilizados para prevenir el embarazo de forma temporal o permanente”.

De acuerdo con el doctor Plascencia, los anticonceptivos se clasifican en: hormonales (pastillas, parches, inyecciones); no hormonales (dispositivos intrauterinos, preservativos, métodos naturales) y permanentes (vasectomía y ligadura de trompas) los cuales son abordados dentro del Programa Nacional de Planificación Familiar.

Según informó el especialista, la Organización Mundial de la Salud (OMS) contempla como los métodos anticonceptivos más efectivos, a los de larga duración y los quirúrgicos. Cada uno de ellos son medidos por su eficacia a través del Índice de Pearl. Esta será más efectiva a partir del uso regular por parte de la persona: Uso típico (no se utilizan con regularidad) y Uso perfecto (se da un seguimiento puntual, lo cual se traduce en mayor efectividad).

Por último, el doctor Said Plascencia concluyó: “los métodos anticonceptivos reversibles de acción prolongada tienen la más alta eficacia, pero sólo se ofrecen como opción de forma vital a los adolescentes. En esta problemática del embarazo durante la adolescencia, trabajaremos en la capacitación de los profesionales de la salud”, un compromiso entre la Iniciativa Privada y el sector salud para reducir los índices de embarazos no deseado/no planificado en adolescentes.

También te podría gustar...