“Convénceme de vivir”, de Gaby Pérez Islas

Editorial Diana

**Una novela para reencontrarte con la vida.

Después de compartir toda una vida, el esposo de Bárbara muere. Ella, devastada por la situación, pierde el rumbo. A bordo de un crucero, decide abandonarlo todo, incluso a sí misma. Se despide de su familia, de su casa y de los recuerdos que alguna vez la hicieron feliz. ¿Cómo recuperar las ganas de vivir? La reconocida tanatóloga y autora bestseller Gaby Pérez Islas presenta su primera novela para compartir un profundo mensaje a quienes piensan que lo han perdido todo. En entrevista exclusiva para CIO Noticias, la autora platicó:

-¿Cómo surge la idea de escribir tu primer novela?

“Yo soy tanatóloga, hace 19 que tengo ejercicio profesional en la materia, y a lo largo de estos años he recibido a muchísimas mujeres que han perdido a su pareja de diferentes edades, pero en Bárbara quise poner la voz de todas estas dolientes, las cosas que me han comentado, lo que sienten, sus miedos, sus angustias, entonces ahí quedaron reflejados para que el lector pueda sentir esta identificación con el personaje, no es un personaje salido de la ficción, es salido de las vivencias de dolientes”.

Te puede interesar:   Que no se vuelva cartón tu piel

-En el libro comentas “Cuando te quedas sola las palabras se agolpan en la garganta”, ¿Qué les puedes decir a los lectores que han perdido a alguien?

“Yo creo que la terapia narrativa es muy buena, lo que hace Bárbara es ponerse a escribir un diario, es justamente esto, desahogarte, hacer que esas palabras que al principio son impronunciables, porque tienes miedo de que al decirlas te va a soltar llorando, este tipo de llanto es como del que no puede parar, una vez que empezaste vas a seguir y seguir, escribir es muy buena terapia, porque escribes y escribes hasta que dejas de mentirte, hasta que realmente contactas tus sentimientos, aquí Bárbara perdió a su pareja y se siente sola y tiene miedo, se va a encontrar a lo largo de este crucero con otra mujer, que vive otra soledad peor que la de ella, que es la soledad en compañía, aquella mujer que es la mitad de edad de Bárbara, tiene una pareja, viaja con ella pero no la quiere, ya no está enamorado de ella, no la desea, le es infiel, la trata mal, y entonces esa otra soledad, también es la voz de muchos otros pacientes míos, que han vivido esta tristeza en vida de sentirse no vistos”.

Te puede interesar:   Kidzania festeja desde México hasta Estambul

-“Si en la física los opuestos se atraen, en la vida la tristeza propia sabe reconocerse en otros”, es lo que pasa con la amistad de Barbara con Laura, cuéntanos un poco de esto:

“Exactamente, me encantan las citas que destacas, porque son de mis favoritas también, yo creo que las mujeres hacemos esta solidaridad, sororidad se llama, que es una hermandad escogida, y entonces nos apoyamos, la historia de una le sirve a la otra, pero quiero decir que este libro no es únicamente para lectoras femeninas, porque aquí el hombre tiene un papel fundamental, los hombres son causa y efecto en esta novela, yo creo que todos los hombres que lean esta historia, primero van a comprender mucho mejor a las mujeres de su linaje, y van a entender porque ahora ellos se llevan como se llevan con su jefa, con sus hijas o con su pareja, a partir de entender el pensamiento femenino que vemos a través de las letras de Barbara en su diario”.

Te puede interesar:   Disfruta del chocolate y tequila

-“Cuán difícil nos tome una vida el aprender a soltar”….

“Sí, híjole, yo creo que soltar es una tarea de vida, Barbara dice inclusive que le haría falta toda otra vida para poner en práctica lo que en esta aprendió, el amar sin apego, como diría Buda, es la tarea más importante en el ser humano, saber dejar ir, saber cuándo ha llegado el momento de alguien, no vivirlo como un abandono o una traición, si no poder seguir adelante, honrando su legado, honrado su misión, que hubiera querido esa persona que hoy no está a tu lado, que sonrieras o que lo recordaras siempre con lágrimas, si amaba tu sonrisa me parece una traición no volver a sonreír” .

También te podría gustar...