“Polvo” y la temática de las drogas en el México de los ochenta

Polvo (2019) es una comedia nacional dirigida por José María Yazpik y escrita por el propio director mexicano en colaboración con Alejandro Ricaño. Este proyecto, de igual manera protagonizado por José María Yazpik (Chato) nos brinda una historia donde el negocio del narcotráfico en México comienza a ganar fuerza entre la sociedad, en relación con su ubicación cronológica (1982) y geográfica (la zona norte del país).

Después de salir de su pueblo (San Ignacio, Baja California Sur) en busca de una oportunidad para dedicar su vida a la actuación en Hollywood, Estados Unidos, Chato regresará a la comunidad donde nació tras 10 años de ausencia, sin embargo, el motivo de su regreso será para recolectar un cargamento de cocaína mientras descubre algunas situaciones que impactarán en su vida personal.

Polvo es una mirada a la realidad acontecida en distintos estados de la República Mexicana, además de una crítica enfocada sobre puntos clave como lo son las leyes y la avaricia, generada por un pueblo inmerso en la ignorancia, a raíz de la falta de educación.

En estos tiempos de cambio sociopolítico, no está de más voltear a ver el pasado y analizar las variables que han generado una descomposición social, con el fin de dar paso a la verdadera trasformación, la cual, empieza de manera individual para después, plasmarla en colectividad.

La película está integrada por distintos actores representativos del cine nacional como Jesús Ochoa, Angélica Aragón y Joaquín Cosío, además de contar con la actuación de Mariana Treviño, reconocida con un premio en el pasado Festival Internacional de Cine de Morelia por su actuación en este largometraje, el cual se estrena el próximo 8 de noviembre en las principales salas de cine del país.

También te podría gustar...