Mala organización y cancelaciones en Knotfest meets Forcefest

El fin de semana más esperado por los metaleros mexicanos ocurrió entre decepciones y destrozos por parte de los asistentes al evento. Caras largas inundaron las calles aledañas al deportivo Oceanía cuando después de una espera de más de tres horas, los fans confirmaron que Slipknot y Evanescence cancelarían sus presentaciones.

Una pésima organización y distribución del espacio del escenario principal provocó que el público comenzara a derribar las vallas que protegían el área preferente y que a su vez era el área más cercana al escenario. Hasta ese momento todo parecía ir bien, el espectáculo continuaba con la presentación de las Cherry Pops, sin embargo, una vez concluida esta presentación y habiendo ya montado la batería de Evanescence, transcurrieron más de dos horas antes de que se diera notificación alguna sobre la cancelación de las siguientes presentaciones.

Cerca de la una de la mañana y habiéndose ya retirado la mayoría de los asistentes, un grupo de personas, dañaron y robaron algunos instrumentos, también quemaron la batería de Evanescence.

El día domingo el festival metalero continuó con algunos inconvenientes, como la cancelación de Phil H. Anselmo, sin embargo, las presentaciones de Rob Zombie, Exodus, Transmetal, entre otros, les devolvieron los ánimos a los asistentes.

También te podría gustar...