Regresan unas interesantes «Ángeles de Charlie»

A pesar de sólo obtener poco más de 9 millones de dólares en ganancia taquillera, Los Ángeles de Charlie, una especie de secuela-reboot de la legendaria serie de 1976 y de las dos cintas protagonizadas por Drew Barrymore, logra entretener a la audiencia, con una trama un poco más seria que la de sus antecesoras fílmicas, protagonizada por tres nuevas ángeles, Sabina (Kristen Stewart), Elena (Naomi Scott) y Jane (Ella Balinska), lideradas por una flamante Bosley femenina, Elizabeth Banks, también directora de la cinta.

La propia Banks consigue una historia bien construida, divertida y con un mensaje de empoderamiento femenino, aunque el público no respondió bien al filme. De hecho, Banks salió al paso para justificar el fracaso, aduciendo que fueron los «hombres» (los jefes de la industria hollywoodense), quienes truncaron el posible éxito de estas ángeles, para las que se tenía previsto una secuela y ¿por qué no?, algún crossover con otra propiedad de Sony Pictures.

Por lo pronto, la película es divertida, se cuela en los mitos de Los Ángeles de Charlie intentando conectar todo lo que existe audiovisualmente sobre estas espías muy fashion. Sobresale Balinska, una actriz de color de tremendo porte, lo cual le hace lucir como una auténtica heroína de acción, a diferencia de la cara de piedra, Stewart y la bonita Scott.

La trama no decae, por lo que es mejor que el público contemple a estas justicieras con sus propios ojos y se deje sorprender por los varios cameos de famosos.

Complementan el elenco: Patrick Stewart, Djimon Hounsou, Sam Claflin y Noah Centineo.

También te podría gustar...