Arma tus maletas y lánzate a conocer Algonquin Park en Ontario

Considerado como Patrimonio Histórico Nacional desde 1992 el Algonquin Park de Ontario preserva parte importante de la flora y la fauna canadienses en sus 7.500 kilómetros cuadrados, de extensión que equivalen aproximadamente a la cuarta parte de una nación como Bélgica. Se pueden encontrar 2,000 lagos, donde puedes pasear en canoa o tener un picnic en los alrededores, tomar un recorrido a bicicleta de montaña, montar a caballo y conocer de cerca al castor, el animal nacional de Canadá.

Para llegar a este santuario natural reserva tus boletos de vuelo a Toronto en www.aircanada.com para despegar desde Ciudad de México, Puerto Vallarta y Cancún a través de la filial Air Canada Rouge. Una vez que estés ahí, deberás tomar un autobús a Maynooth y ahí contactar a un tour operador que te hará mucho más fácil la visita al Algonquin Park y disfrutar al máximo de todas las opciones que este ofrece.

Sin duda el camping es una de las actividades más socorridas en este rincón natural, y es que el parque cuenta con bungallows y demás construcciones que hacen esta experiencia cómoda y cercana a la flora y fauna del lugar. Para los más aventureros existen zonas acotadas listas para instalar casas de campaña. La garantía de descanso es total en las áreas de acampada, ya que al estar limitadas únicamente a aquellas partes a las que se puede accesar a pie o en canoa, se evita la llegada masiva de turistas para que así cada quien tenga espacio suficiente para conectarse con la biósfera.

La fauna de este lugar es espectacular, se tienen registradas alrededor de 55 especies de mamíferos, 32 clases de reptiles y anfibios y más de 140 tipos de aves. Los ejemplares que aquí encontrarás están en completa libertad, así que podrás ver de cerca alces, musarañas, tortugas, pájaros carpinteros y una gran variedad de patos.

En cuanto a la flora de la zona te toparas con el árbol de arce, vestido con las emblemáticas hojas de maple que han dado identidad a Canadá desde hace varios años, también hay una enorme cantidad de flores silvestres, hongos y setas. Para conocer y responsabilizarte más con la naturaleza de este parque provincial se planean pláticas de concientización que te darán un panorama importante de la importancia de las especies en la vida del planeta.

Para la temporada invernal el Algonquin Park tiene la opción de practicar esquí de fondo a través de sus pistas preparadas para este deporte extremo, además de que se pueden alquilar motos de nieve para un paseo fuera de lo común.

Por último y no menos importante, te recomendamos que hagas una parada en el kilómetro 54.5 donde podrás encontrar el museo de los leñadores, una ruta circular compuesta por 20 paradas en las que te adentraras en pintorescas cabañas donde encontrarás información y artículos que te darán una idea de la historia del Algonquin y las técnicas de trabajo y transporte de los leñadores que habitaban la zona desde mediados del siglo XIX hasta nuestros días.

Planea tu viaje a Ontario y disfruta de este complejo natural que se convertirá en el lugar ideal para registrar las más grandes aventuras de tu bitácora de viaje por Canadá, reservar tu vuelo es mucho más fácil a traves de www.aircanada.com.

También te podría gustar...