Una nueva adaptación de “Mujercitas” llega a la pantalla grande

Little Women (Mujercitas) dirigida por Greta Gerwig, es una película a ratos encantadora que nos narra la historia de cuatro hermanas que tras la Guerra Civil de Estados Unidos hacen todo lo posible por vivir bajo sus propios términos. Mujercitas es una historia vigente, que nos lleva a reflexionar sobre el matrimonio como una escapatoria económica para las mujeres.

Esta adaptación de la novela de Louisa May Alcott cuenta con las actuaciones de grandes intérpretes como Meryl Streep, Saoirse Ronan, Emma Watson, Timothée Chalamet, Laura Dern y Florence Pugh. Mujercitas es una forma de decirle a las mujeres que las historias sobre mujeres deben ser contadas porque, por más sencillo o cotidiano que parezca algún relato, siempre guarda un posicionamiento político.

Destaca la fotografía en esta cinta, que transporta al espectador al “pasado” y al “presente” de las protagonistas, con tonos cálidos para los momentos felices y tonos azules para las horas aciagas en la vida de las Hermanas March.

Así, Mujercitas trata de posicionarse como una creación estética y artística que trascienda anteriores adaptaciones, consiguiéndolo sin duda, sin embargo, poco o nada aporta a la trama, contada muchísimas veces en cine y TV, al grado de que una buena parte de la audiencia conoce las líneas más destacadas de la novela.

Mujercitas cuenta con varias nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Película, Mejor Actriz y Mejor Actriz de Reparto, todas muy merecidas, y aunque se desató una gran polémica por la ausencia de Gerwig en el rubro de Mejor Director, lo cierto es que la película cae por momentos en el tedio y de cuando en cuando, en la exaltación a las relaciones tóxicas, como acontece entre los enamoramientos de las Hermanas March con el “patansito” Theodore ‘Laurie’ Laurence, encarnado de buena manera por Timothée Chalamet.

Los fans de la novela gozarán de la adaptación, así como los nuevos adeptos.

También te podría gustar...