Mitos y realidades sobre la esterilización

Existen diversos mitos y realidades alrededor de la esterilización de los animalitos de compañía. Al respecto y en el marco del Día Internacional de la Esterilización de las Mascotas que se celebra el día de hoy (último martes de febrero), platicamos con la Médico Veterinario Linnet Luna, actual Asesor Técnico para la Comunicación Científica de Royal Canin México y una de las especialistas de Ciudad para las Mascotas, una iniciativa que fomenta la tenencia responsable de animales de compañía y que a finales del mes cumplirá 2 años de haberse lanzado en nuestro país.

La realidad es que es sumamente importante que perros y gatos se esterilicen, ya que al hacerlo contribuiremos a reducir el problema de sobrepoblación de estas especies en México, sobre todo considerando el ritmo de crecimiento que presentan sus poblaciones. Específicamente la de perros, por ejemplo, crece a un ritmo de 2.5% anual, en comparación con la de los humanos que es de 1.8%.

Te puede interesar:   Momentos dulces esta Navidad

Uno de los mitos es que el esterilizarlos es costoso y peligroso. Si te preocupa el que sea costoso, debes saber que existe la opción de hacerlo durante campañas de albergues o del sector salud a un muy bajo costo o inclusive de manera gratuita. Por su parte, el peligro no debe ser motivo de preocupación debido a que la cirugía es de rutina para los médicos veterinarios; por su puesto, deberás seguir sus indicaciones post – cirugía para la buena recuperación de tu mascota.

Otro mito es que sólo se debe esterilizar a las hembras y no a los machos. Esto no es correcto, es importante que los esterilicemos a ambos ya que en el caso de que tengamos machos, siempre existe la posibilidad de que se escapen de casa o, al pasear sin correa, busquen a una hembra en celo que no esté muy lejos de ellos.

Te puede interesar:   El sol reseca tu piel, huméctala

Una creencia popular es el cambio de personalidad en nuestras mascotas después de esterilizarlas. En realidad, lo que se da es un cambio de comportamiento que sobre todo en el caso de los machos nos va a beneficiar por la disminución de producción de testosterona que se verá reflejada en menor agresividad, se atenuará el que quieran marcar su territorio a través de la orina y presentarán menos problemas en la próstata cuando sean mayores.

También es común que se piense que las hembras deben tener al menos una camada antes de ser esterilizadas. Por el contrario, es recomendable realizarles la esterilización antes del primer celo, que por lo general es entre los 6 y 7 meses de edad dependiendo de la raza y la talla. De hecho, está comprobado que entre más temprano las esterilicemos presentarán menos problemas de tumores en glándulas mamarias en su vida adulta.

Te puede interesar:   Alebrijes en la Ciudad de México

Otro de los mitos más conocidos es el que tanto perros como gatos tienden a subir de peso. Esto es cierto, por lo que es importante cambiar la dieta de nuestra mascota una vez que la esterilicemos a una de menor aporte de calorías y de grasa, y que procuremos que se ejercite más.

También te podría gustar...