Día de la Mujer en el Iztaccihuatl

Objetivo:

Hacer visible el mensaje de la no violencia de género desde un símbolo nacional natural femenino: en la mujer más grande de México, la montaña Iztaccihuatl, nuestra mujer Blanca.

Acción:

Colocar un listón morado sobre el glaciar del pecho y en el de la panza del Iztaccihuatl como símbolo y color que distingue al movimiento por la no violencia de género.

Cómo se realizó:

Un grupo de 12 montañistas amigos ascendió en la madrugada del 8 de marzo a la cumbre del Iztaccihuatl (tercer cumbre más alta del país con 5,215.128 metros sobre el nivel del mar) para colocar el listón morado y registrar la acción con fotografías y videos.

Se recorrieron 17.6 km por la ruta de los portillos o ruta de los pies (ida y vuelta), todo el equipo fue cargado por los participantes y se rotaban a cada tanto tiempo el peso.
La tela medía 40 mts. con un peso de 15 kg.

Te puede interesar:   Sergio Pérez espera que México tenga muchos años más de F1

 

Desarrollo del evento:

El evento se realizó con mucho entusiasmo, camaradería y trabajo en equipo entre las mujeres y los hombres que conformaron el grupo de montañistas que ascendió.

La caminata inició a la 1:30 am bajo una luna casi llena que iluminaba el camino sin necesidad de prender lámparas frontales. El frío, aunque no extremo, de alrededor de 0°C antes de la salida del sol, hizo tiritar y requirió más esfuerzo, que se vio recompensado con un amanecer enmarcado de tonos cálidos rojos, naranjas y amarillos, mientras el Popocatépetl arrojaba fumarolas que a lo largo del día lo cubrieron de gris.

A las 8:30 del 8 de marzo el lazo morado, enmarcado por el muy disminuido glaciar del pecho, brillaba al reflejar los rayos solares del día de la mujer, lanzando el mensaje hacia el cielo, desde lo más alto de la montaña.

Te puede interesar:   México logra histórico triunfo en el Mundial de hockey, con gol de Jorge Pérez

Con esta acción, la Mujer Blanca también se vistió de morado en apoyo a las marchas por el Día de la mujer, alzando la voz por la no violencia de género. También se colocó el lazo en lo poco que queda del glaciar de la panza. Así se alcanzaba el objetivo planteado.

Como practicantes de las actividades de montaña, tenemos muy claro que la naturaleza no distingue géneros, ante ella somos iguales, ella nos trata equitativamente, y, al trabajar en dualidad, se pueden alcanzar objetivos conjuntos. Pero para ello debe siembre haber un absoluto respeto entre todos y todo el medio que nos rodea.

La cultura de montaña abarca diversos valores, incluido ese respeto, hacia el medio natural que nos permite vivir y disfrutar de los paisajes y hacia las mujeres y los hombres que pisamos esta tierra. Quisiéramos que más personas pudieran llevar esa cultura de montaña a su vida cotidiana, y que formara parte de nuestros valores como sociedad.

Te puede interesar:   El Megaracing se reporta listo para la segunda ronda del LATAM

Este ascenso representó alzar la voz, en un medio natural emblemático, por que se acabe la violencia en todo rincón de nuestro país, por las que ya no están, por las que ya no pueden hablar, por nuestras hermanas, madres, amigas, compañeras, por todas nosotras y por ellas.

Team:

Bernardo Finck, Edith Espinosa, Badía Bobadilla, Felipe Lanz, Kari Carsolio, Gabi Guerra, Irazu de la Cruz, Israel Quezada, Jimena de la Fuente, José Manuel Bahamonde, Mauricio López, Paco Zarza, Yolotzin Medina.

#8M
#noalaviolenciadegnero
#marchadiadelamujer
#unidassomosmasfuertes
#niunamenos

También te podría gustar...