Grupo Renault moviliza el esfuerzo colectivo

Varias plantas industriales en Francia, España, Portugal y Eslovenia de la marca francesa Renault, han donado alrededor de 120,000 máscaras a cuidadores de la salud. Estas máscaras provenían del inventario de las plantas del Grupo y estaban destinadas para su uso en operaciones de mantenimiento.

En España, alrededor de 100 empleados crearon el movimiento «Renault al rescate». Esta cadena de solidaridad, iniciada por los empleados, consiste en imprimir máscaras con una impresora 3D (en casa). En sólo cuatro días, se distribuyeron más de 2,000 máscaras en hospitales y residencias de ancianos en Valladolid, Palencia, Málaga y Jerez.

Del mismo modo, se pondrán a disposición vehículos para el personal de diversas organizaciones de salud. En Marruecos, la iniciativa consta de 50 vehículos, principalmente Lodgy, así como Trafic y Master, que se han transformado en ambulancias a manos de dos fabricantes de carrocerías en el país, los grupos Tramauto y Arinco.

Te puede interesar:   Shell y CISA, consolidan una alianza estratégica en México

Las plantas de Renault en Tánger y Casablanca (SOMACA) también han puesto su infraestructura a disposición de las autoridades locales movilizadas para gestionar la pandemia COVID-19. Asimismo, se ha provisto de una gama de servicios para las fuerzas en campo movilizadas para apoyar el esfuerzo nacional para superar esta crisis de salud.

En Suiza, la marca del rombo también ha prestado alrededor de 100 Renault ZOE a organizaciones de salud del país, como la Cruz Roja. Del mismo modo, en Dinamarca, 400 ZOE de la flota de automóviles compartidos de Renault con su socio GreenMobility en Copenhague se están poniendo a disposición de los profesionales de la salud para sus viajes diarios entre el hogar y el hospital.

Te puede interesar:   Triumph Mortocycles rueda intensamente con las Aves de Presa

Varias plantas industriales en Francia, España, Portugal y Eslovenia de la marca francesa Renault, han donado alrededor de 120,000 máscaras a cuidadores de la salud. Estas máscaras provenían del inventario de las plantas del Grupo y estaban destinadas para su uso en operaciones de mantenimiento.

En España, alrededor de 100 empleados crearon el movimiento «Renault al rescate». Esta cadena de solidaridad, iniciada por los empleados, consiste en imprimir máscaras con una impresora 3D (en casa). En sólo cuatro días, se distribuyeron más de 2,000 máscaras en hospitales y residencias de ancianos en Valladolid, Palencia, Málaga y Jerez.

Del mismo modo, se pondrán a disposición vehículos para el personal de diversas organizaciones de salud. En Marruecos, la iniciativa consta de 50 vehículos, principalmente Lodgy, así como Trafic y Master, que se han transformado en ambulancias a manos de dos fabricantes de carrocerías en el país, los grupos Tramauto y Arinco.

Te puede interesar:   Volkswagen entrega el primer Beetle Final Edition vía Amazon

Las plantas de Renault en Tánger y Casablanca (SOMACA) también han puesto su infraestructura a disposición de las autoridades locales movilizadas para gestionar la pandemia COVID-19. Asimismo, se ha provisto de una gama de servicios para las fuerzas en campo movilizadas para apoyar el esfuerzo nacional para superar esta crisis de salud.

En Suiza, la marca del rombo también ha prestado alrededor de 100 Renault ZOE a organizaciones de salud del país, como la Cruz Roja. Del mismo modo, en Dinamarca, 400 ZOE de la flota de automóviles compartidos de Renault con su socio GreenMobility en Copenhague se están poniendo a disposición de los profesionales de la salud para sus viajes diarios entre el hogar y el hospital.

También te podría gustar...