¿Cómo hacer una animación stop motion en casa?

Si eres una apasionada o apasionado de las películas animadas tipo stop motion, es posible que tengas alguna idea de cómo se crean estas cintas. Estos metrajes se realizan cuadro por cuadro y toman mucho tiempo y esfuerzo por parte de sus realizadores. En estos momentos de estar en casa y poder poner a volar la imaginación, Canon Mexicana, líder en soluciones integrales de imagen digital, te da algunos tips para poder realizar una animación stop motion.

Lo primero que necesitas es una cámara, por lo que un equipo ideal para esto es la EOS 90D, diseñado para las ideas más creativas. Este equipo cuenta con funciones que se han diseñado para facilitar el uso de los usuarios, entre ellas, la pantalla táctil de ángulo variable, la cual ayuda a capturar desde prácticamente cualquier ángulo, así como entradas para micrófono y auriculares, las cuales permiten grabar y supervisar el audio de forma precisa.

Otro de los elementos que no pueden faltar es un tripié para que la cámara se mantenga siempre en el mismo lugar. Es importante designar un espacio como una mesa o una tabla amplia para poder trabajar libremente. En caso de no contar con algún equipo de iluminación, basta con tener una fuente de luz como el estar cerca de una ventana.

Te puede interesar:   Revela Netflix fecha de estreno de "The Umbrella Academy"

Este equipo cuenta con múltiples velocidades de grabación Con resolución de hasta 4K y ofrece una grabación de hasta 120p en modo Full HD. El sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF mantiene las imágenes con gran nitidez y con aspecto filmográfico.

Con esos elementos ya listos, es momento de pensar en una breve pero creativa historia. Basta con buscar los objetos que se puedan tener en casa, por ejemplo, se puede hacer una animación con la ropa que se tenga en el clóset, sólo es cuestión de empezar con una idea. Una propuesta podría ser una animación de cómo la ropa se mete sola a la canasta de la ropa por lavar, ¿lo ves? es algo muy sencillo.

Te puede interesar:   Frases diarias para motivar a las mujeres

Ya con la cámara montada en el tripié, se debe hacer el encuadre o cómo queremos que se vea la escena. Ya para poder empezar a grabar, es momento de hablar de algunas técnicas para poder realizar este tipo de animaciones, entre ellas está el modo time-lapse, en el cual se tiene que adaptar al intervalo entre foto y foto, dependiendo el tiempo que se necesite para mover los objetos en cuestión.

Sin embargo, la mejor manera para poder empezar con este tipo de animaciones es hacerlo en modo manual, donde se toma foto por foto, lo que permite que se tome el tiempo necesario para cambiar cada escena y así poder conseguir el resultado esperado. La libertad creativa del modo manual es lo que permitirá que las ideas plasmadas en la animación sean únicas.

Te puede interesar:   “Un paseo por el universo de las letras” recomienda

Es importante destacar que entre cada foto se debe mantener la dirección de los objetos para que haya una continuidad visual. Por ejemplo, si queremos recrear una ola de mar con frijoles o lentejas, no debemos olvidar que las olas suben y bajan, para así poder crear una escena animada. Es recomendable que la distancia de los objetos entre foto y foto no sea muy amplia, ya que con esto se podrá contar con más fotogramas, lo que se verá reflejado en el resultado final.

¿Ya tengo las fotos y ahora qué sigue? Con cualquier programa de edición es posible terminar de crear la animación, basta con importar todas las fotografías, acomodarlas de manera consecutiva y se podrá ver la magia de una animación cuadro por cuadro o stop motion. Ahora que ya lo sabes, es momento de ponerse manos a la obra y que comience la animación.

También te podría gustar...