Detección oportuna del Cáncer Colorrectal es determinante en la lucha contra esta enfermedad

Ante el aumento de casos de cáncer Colorrectal en nuestro país, la detección oportuna de este padecimiento es vital para contribuir en la disminución de incidencia. El cáncer colorrectal es el tercer tumor maligno más frecuentemente diagnosticado en México tanto en hombres como mujeres, solo después del cáncer de próstata y de mamá. En 2018, se presentaron 14 mil 900 nuevos casos de cáncer colorrectal, de los cuales, 7.795 fueron en mujeres y 7.105 en hombres de acuerdo con los datos más recientes presentados por Globocan.

El cáncer colorrectal es un tumor obtenido de las células del intestino grueso y del recto y puede desarrollarse a partir del crecimiento de protuberancias conocidas como pólipos, que se originan en el recubrimiento del colon o el recto. Puede detectarse en personas mayores de 50 años, sin embargo, cada vez son más casos en personas más jóvenes.

Existen pruebas de detección para este tipo de cáncer como son: prueba de sangre oculta en la materia fecal, un examen que se usa para verificar si la materia fecal (residuo sólido) contiene sangre que solo se observa al microscopio; colonoscopia un procedimiento para observar el interior del recto y el colon para determinar si hay pólipos, áreas anormales o cáncer; la colonoscopia virtual un procedimiento para el que se usa una serie de radiografías llamada tomografía computarizada a fin de tomar imágenes del colon y prueba de ADN en la materia fecal, que verifica si hay ADN en las células de la materia fecal para detectar cambios genéticos que podría ser un signo de cáncer colorrectal. 2 no Estas pruebas no siempre son probadas por el paciente y ello demora aún más su atención.

Te puede interesar:   Más hombres atienden sus problemas íntimos

La doctora Liliana Sámano Nateras, oncóloga médica del Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío (HRAEBajío) menciona que para “una detección correcta y oportuna es necesaria para una colonoscopía, a partir de los 50 años hombres y mujeres en la población de bajo riesgo; todo paciente o población que no tenga antecedentes o historia familiar de cáncer. La población de riesgo intermedio es aquella que tiene antecesiones de pólipos en colon y / o recto o enfermedad inflamatoria intestinal (Crohn o CUCI) de más de 10 años de evolución. Los pacientes de alto riesgo son aquellos con historia familiar de cáncer hereditario, estos se tienen estudios de colonoscopía 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar más joven que tuvo cáncer ”. En los pacientes con riesgo intermedio o alto, se hace la colonoscopía independiente de la edad,

Te puede interesar:   Movisa: empodera al consumidor con Checa y Elige

El cáncer colorrectal se vuelve metastásico y en dicha etapa es necesaria consultar con un médico para realizar la prueba RAS, un procedimiento que consiste en tomar una pequeña porción de la biopsia o tumor para ser examinado mediante técnicas genéticas El resultado de esta prueba es un indicador de tratamiento a seguir y pronóstico.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer Colorrectal, la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer AC (AMLCC), hace un llamado a la población para atender signos de alerta que pueden derivar en una enfermedad como el cáncer de colon y recto . Patricio González, coordinador de grupos de pacientes y del Programa de Atención y Apoyo a Pacientes con Cáncer Colorrectal Metastásico AMLCC,menciona que establece programas de detección oportuna estandarizados es la mejor herramienta para mejorar las expectativas de sobrevida, es decir, exámenes médicos que detectan la enfermedad en etapas tempranas, lo que permite un mejor pronóstico para el afectado.

Te puede interesar:   Impunidad, el más grave problema en México

El Programa de Atención y Apoyo a Pacientes con Cáncer Colorrectal Metastásico es una iniciativa de la AMLCC, que tiene como principal objetivo apoyar a los pacientes con esta condición, que son referidos a hospitales acreditados lejos de sus zonas de residencia y, por lo tanto, tienen dificultades para tener un seguimiento a su tratamiento, por no contar con recursos necesarios para su traslado. En este sentido, la AMLCC, apoya a estos pacientes, ingresando al Programa y apoyando económicamente con montos que pueden cubrir dicha necesidad, de acuerdo con la condición y caso de cada persona.

«El programa nos ha permitido apoyar desde 2015 alrededor de 87 pacientes y nos llena de orgullo que, en este grupo, se observa una sobrevida superior a lo que médicamente un paciente con esta condición podría tener, debido a su apego al tratamiento», finalizó Patricio González.

También te podría gustar...