El documental Birth Wars rebustece el debate sobre partería en México

A través del seguimiento de la actividad de parteras en cuatro estados de México —Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Chiapas— Birth Wars retrata la desigual lucha de poder entre las parteras y el personal médico sobre qué visión del nacimiento debe prevalecer. Birth Wars (2019), se proyectará el próximo 9 de mayo a las 00:00 hrs. en www.ambulante.org como parte del festival en línea Ambulante en Casa, y estará disponible por 24 horas para la audiencia en la república mexicana.

En todo el mundo, la sobre hospitalización y medicalización del embarazo y el parto ha derivado en la saturación de los centros de salud, privando a muchas mujeres de su dignidad y agencia sobre cómo llevar este proceso, e incrementando los índices de intervenciones quirúrgicas innecesarias y de violencia obstétrica.

Te puede interesar:   Cuenta las "12 horas" de Seyfried

Birth Wars pone de manifiesto el papel de las parteras en atender a poblaciones a menudo invisibles para el sector de salud en comunidades sin acceso a una clínica o centro hospitalario, así como en combatir la desconfianza de ciertos sectores de la población hacia los profesionales de la salud, dejando entrever un modelo en que parteras y personal médico no compitan, sino que se complementen para humanizar el parto: “Hay una manera de regresar la humanidad a la medicina, para que todas las mujeres puedan tener una experiencia mejor. Birth Wars no es una película sobre la maternidad o el nacimiento, sino sobre derechos humanos, y sobre cómo podemos devolver la dignidad y el respeto a las mujeres en un momento tan importante en su vida. Es difícil porque significa un cambio de paradigma en el sistema de salud, pero nada es imposible”, dijo en entrevista con Ambulante Janet Jarman, directora y productora del documental.

Te puede interesar:   Conmúevete con "El árbol del abuelo"

En México, aunque la partería vive en los usos y costumbres de varios grupos étnicos y que sus inicios se remontan a la década de 1940, esta ha sido desplazada por la sobre medicalización del embarazo y el parto como una estrategia para combatir la mortalidad materna. En la actualidad, varias iniciativas buscan llevar al país hacia un punto de inflexión en el que la partería se convertiría en una característica permanente del sistema de atención de la salud materna. En este sentido, Birth Wars ha abanderado a todo un movimiento nacional de activistas por la salud materna, el cual busca generar consciencia entre tomadores de decisiones y el público sobre este tema y defender el derecho de las mujeres a un trato humanizado en casos de embarazos y partos normales de bajo riesgo.

También te podría gustar...