Melanoma, un padecimiento con cifras a la alza en México

Durante el marco del mes mundial de concientización de cáncer de piel, los doctores Héctor Martínez, presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología y, Antonio Nateras, director asociado en Asuntos Médicos de Oncología en la empresa farmacéutica MSD, compartieron en videoconferencia, el panorama general así como, los principales factores de riesgo relacionados con el melanoma, también conocido como el cáncer de piel, enfermedad que va a la alza en nuestro país.

De acuerdo con el doctor Héctor Martínez, el melanoma corresponde a un cáncer de piel, los cuales se dividen en dos, (cáncer de piel no melanoma y melanoma). En relación con el melanoma, representa el 20 por ciento del total de los casos, sin embargo, las estadísticas indican que tiene un alcance de mortalidad de hasta un 90 por ciento del total de los casos diagnosticados.

Asimismo, refirió el doctor Héctor Martínez: «Los rayos ultravioleta C son los más dañinos, sin embargo la capa de ozono los filtra bien y son los rayos VA los que pasan con mayor facilidad y terminan por causar daño en la piel que se divide en las capas hepidermis, dermis e hipodermis (tejido celular subcutáneo). Es la radiación la que termina por dañar la piel y al afectar a las células llamadas melanocitos».

Te puede interesar:   Impulsemos políticas correctas para combatir obesidad y diabetes: Tate & Lyle

Además, con base en la información proporcionada por el también presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología, las incidencias de melanoma por cada 100 mil habitantes en México, han aumentado en un periodo de 10 años a partir del 2008 en poco menos de 2.5 por ciento. Esto también se ve reflejado en las tendencias a la alza de mortalidad desde el año 1999 a 2017 con la característica de tener mayor frecuencia en nuestro país los casos de melanoma acral lentiginoso (manifestado en las palmas de las manos y pies, así como debajo de las uñas tanto de dedos de manos y pies sin guardar una relación con la exposición solar).

Principales factores de riesgo

Según lo señalado por el doctor Héctor Martínez, el tipo de piel es uno de los principales factores de riesgo: «el cabello, entre más oscuro, existe menor riesgo y si es más claro, habrá mayor probabilidad de padecer melanoma. También si la persona tiene ojos de color claro, hay más riesgo para presentar melanoma, así como, las pecas y lunares. Si la persona tiene mayor presencia de ellos será un factor de riesgo para desarrollar el padecimiento».

Te puede interesar:   Falta de sueño disminuye vida sexual

Además, el historial de quemaduras durante la infancia y adolescencia; antecedentes familiares relacionados con melanoma o lesiones provocadas por el sol y por último, un trabajo con alto grado de exposición solar, son de igual forma, indicadores de riesgo que den paso al desarrollo de la enfermedad.

Por último, el especialista compartió: “los pacientes llegan a atenderse cuando el melanoma tiene en promedio una afectación del 5.06 por ciento contra un 0.7 milímetros en países como Alemania y Australia, medido por tres factores: “profundidad e invasión de Breslow, presencia de ulceración e índice de mitosis. Debido a esto, resaltó la importancia de acudir en tiempo y forma, para llevar acabo una revisión con los especialistas (dermatólogos).

En su participación, el doctor Antonio Nateras, expuso acerca de las medidas para prevenir el melanoma entre las cuales mencionó: “buscar la sombra, hacer uso del bloqueador solar y proteger la piel con ropa adecuada e incluso, el uso de lentes que bloqueen los rayos UV, como parte de una estrategia de prevención primaria”.

Te puede interesar:   No confundas una simple gripe con una alergia

En un apartado de prevención secundaria, el doctor Nateras destacó la examinación minuciosa de la piel con una frecuencia de tres meses, además de compartir el método “ABCDE del melanoma” el cual se centra en la Asimetría, Bordes, Color, Diámetro y Evolución de lunares identificados en la piel, a manera de guía para descartar que sean malignos.

En caso de un cambio en la piel, se recomendó no alarmarse, pero sí, acudir con algún médico especialista para descartar el desarrollo de un melanoma. Lunares en las palmas de la mano o plantas de los pies, así como también en las uñas, serán factores a considerar. La última recomendación se relacionó con acudir al dermatólogo por lo menos una vez al año.

También te podría gustar...