Pierre Gasly saca la cara por Honda en el GP de Austria

Después de meses de espera, ya están de vuelta las carreras de la Fórmula 1. La primera cita en Austria ofreció un espectáculo de infarto, en el que dos fuertes Red Bull rozaron la victoria. Aunque sólo el equipo AlphaTauri, de Pierre Gasly, consiguió sobrevivir y terminar con puntos, aunque los ánimos estuvieron hasta arriba.

A pesar de las excepcionales circunstancias de la pandemia de Covid19, la competencia se ha retomado con energía en el primer gran premio de la temporada, celebrado en el Red Bull Ring austríaco. La primera carrera de la temporada, repleta de incidentes y con alta presencia del safety car, concluyó con tres de los cuatro monoplazas motorizados por Honda fuera de la competencia.

La Scuderia AlphaTauri estrenó su nueva marca en pista, con una estrategia limpia y una impecable carrera de Pierre, que terminó en séptima posición. “Sabíamos que no iba a ser una carrera fácil, porque los Renaults, McLarens y Racing Points son muy fuertes, pero tuve algunas buenas batallas en pista y conseguí llegar al final sin meterme en problemas” resumió el francés tras la carrera. Su compañero Daniil Kvyat estaba en condiciones de obtener un resultado similar, pero un golpe de otro auto corredor dañó las suspensiones, poniendo fin a su jornada.

Te puede interesar:   Trofeo Ibiza una realidad

Los pilotos de Aston Martin Red Bull Racing corrían en casa y las expectativas para el fin de semana eran optimistas. Max Verstappen partía desde el segundo puesto de la parrilla dispuesto a luchar por la victoria, mientras que Alex Albon tenía posibilidades de completar el podio. Sin embargo, después de correr once vueltas, un frustrante problema eléctrico forzó a Max a abandonar.

Tras la temprana salida de Max, Alex apretó a fondo. Hamilton ocupaba el segundo lugar que el holandés había dejado libre, siete segundos por detrás de su compañero de equipo y ganador del primer GP de la temporada, Valtteri Bottas. Alex, por su parte, recuperaba un tercer puesto, 3.8 segundos por delante de Lando Norris y Sergio Pérez, posición que defendió sólidamente durante gran parte de la carrera.

Te puede interesar:   La escudería KCMG elige al Honda Civic Type R TCR para el WTCR 2019

En la vuelta 61 Alex vio su oportunidad de adelantar al británico por el exterior, en una maniobra que parecía perfectamente limpia. “Me pareció que ya había completado el adelantamiento a Lewis, y estaba pensando en atrapar a Bottas en la siguiente vuelta”, comentó el tailandés más tarde. Pero la suerte no estuvo de su lado, al final del adelantamiento, un inesperado contacto con Hamilton lo lanzó a la gravilla y lo relegó a última posición. El incidente le costó al campeón británico cinco segundos de penalización que le bajaron del podio.

Lejos de rendirse, Alex se reincorporó dispuesto a seguir luchando por los puntos. Sin embargo, a tan sólo dos vueltas del final, su RB16 perdió potencia y se vio obligado a salir de la pista y retirarse. “No tengo nada más que añadir, aparte de lo frustrante que es. Creo que realmente podríamos haber ganado esta carrera fácilmente”, compartió Alex tras la competencia.

Te puede interesar:   CHRIS ATKINSON regresa al rallismo en México

Gracias al calendario extraordinario de esta temporada de Fórmula 1, tendremos segunda ronda en el mismo Red Bull Ring en sólo siete días, con lo que ambos equipos se quedan en Austria y podrán dedicarse a investigar el origen de los errores y alistarse para la siguiente cita.

También te podría gustar...