Cuida tu salud mental en esta pandemia

En México se está cruzando por el quinto mes de confinamiento, medida causada por la expansión del Covid-19 en todo el mundo. Esta pandemia ha dado un duro golpe a la “realidad” que muchos suponían tener en sus vidas.

Aunque el principal objetivo de la cuarentena era minimizar el impacto negativo del Covid-19, desafortunadamente se han detonado otras afectaciones que han mermado a buena parte de la población.

La salud mental se encuentra en crisis, los casos de ansiedad y depresión se han disparado de manera importante en los últimos meses.

Para la sexóloga Ariadna Pulido, la depresión ansiosa es la que se ha ido incrementando en la población mexicana que de por sí ya contaba con niveles importante, pero con la pandemia se han elevado de forma preocupante.

La experta señala que mucha gente correlaciona que estar deprimido es estar en cama tirado, pero en este caso es todo lo contrario, es una ansiedad acompañado de depresión, que se da por una añoranza por el pasado, por la incertidumbre aunada con la angustia que se vive actualmente, y esto hace que incluso se presenten ataques de pánico, donde ya una ansiedad no se controla.

Pulido comenta que normalmente para los que tienen trastorno depresivo compulsivo y les llega a dar ataques de pánico lo que pasa primero es que entran en paranoia y quieren ir al hospital. “Pero dicen aquí, ´bueno no puedo ir por lo que pasa´, y se vuelve un círculo vicioso que está afectando definitivamente a toda la familia, la posibilidad de una pérdida de trabajo, posible ruptura de pareja”.

Te puede interesar:   Dolor lumbar: tratamiento y prevención

Afirma que este círculo vicioso se debe romper de inmediato, si se considera que la crisis está sobrepasando los límites hay que acudir con un especializas de la salud, ya que sólo un profesional está capacitado para poder orientarlo de la mejor manera.

Por otro lado, es importante tratar de tomar las riendas para poder salir adelante. “Hay que enfocarnos en otras cosas no solo en lo malo, la pandemia provocó que nos intoxicáramos mucho con las noticias, hay que poner límites porque a la larga nos van a perjudicar muchísimo, las desviación puede suceder jugando, aprendiendo nuevos idiomas, conviviendo con nuestra familia, platicar con nuestros amigos de otros temas, entonces la ansiedad irá disminuyendo”.

La otra es evitar los vicios, como ejemplo, se elevó mucho la violencia debido al consumo excesivo de alcohol. Muchos dicen ´tengo ansiedad, entonces tomo alcohol, se disminuye mi ansiedad´, y esto se hace habitual y la ingesta se vuelve un mayor problema. “Solo hay que recordar que el alcohol afecta el sistema nervioso, hay que recordar que el alcohol es depresor y todo se ve mucho más complicado, entonces nos deprimimos mucho más.

Pulido recomienda realizar actividades recreativas, como leer o visitar museos virtuales con miras a hacerlo en la vida real. “La rutina es fundamental porque tu cerebro vuelve a tener paz, tranquilidad, estabilidad y así se hace mucho más productivo, el contacto con la familia y amigos también es fundamental”.

“Dormir es vital, sino se hace subimos de peso y entramos en ansiedad”, señaló Pulido.

Te puede interesar:   Remedios para el resfriado: Qué funciona, qué no y qué no te hace daño

Ser empático, la clave para salir adelante

Por otro lado, destaca que para evitar mayores problemas que nos puedan afectar tanto en el corto, como a largo plazo, debemos ser más empáticos con los que nos rodean para poder entender lo que está sucediendo en estos tiempos de pandemia y no tomar acciones que nos perjudiquen sobre todo en el entorno de pareja y familiar.

“En mi consultorio, bastantes parejas están tomando la decisión de separarse porque en este confinamiento se han dado cuenta que hay una total incompatibilidad. La pausa sirve para reafirmas muchas cosas, pero si en los tiempos difíciles no podemos ser tolerantes y empáticos, y en definitiva la solución mágica se le atañe a la pareja y no se busca una real solución, es entonces donde deciden finiquitar la relación”, dijo, Pulido.

Y agregó: “Yo les recomiendo no tomar esas decisiones por que a la larga se van a arrepentir por que están en crisis, y estar en ese estado de pronto no es bueno tomar decisiones, porque son decisiones tomadas desde la impulsividad, no es una decisión bien procesada, bien precisada.

“Hay dos cosas que nos gobiernan en la vida, una es el dolor y otro es el placer, si se toma la decisión de finiquitar la relación y si en ese momento me da a corto plazo cierto placer, evidentemente nuestro ego puede decirnos que estamos actuando bien. Yo les comento que ahorita no estamos aptos para tomar decisiones a largo plazo, ni para renunciar a un trabajo, ni para tomarlo, en fin, nuestros estados de ánimo están alterados, estamos intoxicados con adrenalina, incluso el cortisol lo tenemos bastante elevado. Lo que debemos hacer es tomar conciencia de que debemos desarrollar estrategias de auto exploración, de ponernos límites, y también de ser mucho más empático con la otra personas, y poder llegar a acuerdos y no tener miedo al conflicto, una cosa es el enfrentamiento y la pelea, y otra cosa es el conflicto, este último es bueno porque llegamos a negociaciones, llegamos a diálogos y estos contratos que tenemos entre familia o pareja es importante llevarlo a cabo”, expuso Ariadna.

Te puede interesar:   Del aislamiento a la soledad. ¿Quiénes son los más perjudicados?

Recomendó que a pesar de que se vea trillado, es importante practicar la meditación, “mantenerse activo haciendo algún ejercicio, va a contrarrestar en definitiva los niveles altos de cortisol y adrenalina, solo así vamos a tener mayor objetividad para poder tomar las mejores decisiones, debemos esperar a que pase esta cumbre de niveles.

“En este periodo, es momento de hacer una retrospección, de viajar a nuestro interior y de valor muchas cosas, ya que pase toda la crisis, ahora sí con objetividad, con inteligencia en lo mayor posible se podrán tomar decisiones más acertadas. Tenemos que ser empáticos con el dolor del otro, con el trabajo del otro, con la angustia del otro”.
La parte sexual también se debe tomar en cuenta, “La parte del líbido también ha bajado mucho, entonces el ego se lo empieza a tomar mucho más personal y creo que aquí lo importante es que no tenemos que ser tan totalitarios, o narcisistas que todo gire alrededor de nosotros, si somos empáticos solo así podremos salir adelante”.

También te podría gustar...