Sergio Pérez va por los primeros sitios al GP de Hungría

La tercera fecha del Mundial de Fórmula 1 2020 se corre este fin de semana en el Hungaroring con el Gran Premio de Hungría, a donde Sergio Pérez al mando del monoplaza #11 Claro-Telmex-Telcel-Infinitum del BWT Racing Point apunta por mejorar sus dos sextos puestos alcanzados en las rondas anteriores celebradas en Austria.

El Hungaroring es uno de los circuitos de menor velocidad en el calendario de Fórmula 1. Si bien la recta principal tiene una longitud de 800 metros, el segundo sector incluye una sucesión de ocho curvas en todo el rango de velocidad que desafían tanto al auto como al piloto y mantener el ritmo es clave para una vuelta fuerte.

Adelantar en este trazado es difícil, pero se pueden hacer movimientos en un par de curvas si el piloto está dispuesto a frenar en el último momento. Además, hacer frente a las altas temperaturas es uno de los desafíos clave en Budapest, donde no sólo hay que cuidar los neumáticos, en lo que es un circuito muy intenso para las llantas, sino que en ese calor se pone a prueba la condición física al límite.

Te puede interesar:   Suma Checo dos puntos en España

Así que el desgaste de neumáticos y los desafíos de los adelantamientos se combinan para hacer que la estrategia sea crucial en Budapest. El diseño de la pista lleva a los equipos a buscar estrategias que reduzcan la posibilidad de quedar atrapados detrás de autos más lentos.

El GP húngaro se disputa del 17 al 19 de julio y está pactado a 70 giros al circuito de 4.381 kilómetros de largo.

Checo Pérez:

«Me gusta el diseño de la vuelta, pero nunca he tenido mucha suerte allá. Es apretado, sinuoso y generalmente es una carrera interesante, ya que el primer sector nos brinda algunas oportunidades de adelantamiento. Para lanzarte por dentro en la curva 1, debes tener mucha confianza en los frenos. Con una gran área de escape, los pilotos corren más riesgos.

Te puede interesar:   Rafa Martínez tuvo una tarde complicada en Aguascalientes

“La llamamos una pista técnica porque no es fácil conectar una vuelta limpia. Siempre está sucio fuera de la línea y cualquier error en las curvas de baja y media velocidad es costoso. Mantener tu impulso es todo, más que en la mayoría de las otras pistas.

“Dimos un paso bastante bueno desde el fin de semana pasado. Obviamente el coche es bastante nuevo en muchas áreas. Cambiamos el concepto totalmente. Así que estamos aprendiendo de él. Pero hay una buena comprensión y ya estamos deseando competir en Hungría”.

Lance Stroll:

«Diría que (el Hungaroring) es como un mini Mónaco, pero sin las barreras y Budapest es una gran ciudad, una de mis favoritas, en realidad. Es un lugar hermoso. No hay una sensación de fin de trimestre durante las vacaciones de verano de este año, pero tenemos la sensación de finalmente volver a competir, ¡lo cual es aún mejor!

Te puede interesar:   Sergio Pérez enfrenta el circuito de Silverstone sin actualizaciones del RP19

“Budapest en pleno verano es siempre abrasador. Hay altas temperaturas en la pista y grandes demandas en los neumáticos, especialmente con tantas zonas de tracción de baja velocidad. Dentro del auto siempre estás ocupado. No es tan intenso como un circuito urbano, pero en realidad sólo en la recta principal tienes un momento para recuperar el aliento. Todas las curvas fluyen hacia la siguiente, de modo que es muy difícil encontrar tu ritmo temprano en el fin de semana”.

También te podría gustar...