El control de la diabetes en adultos mayores es fundamental

Hoy en día, los adultos mayores que viven con diabetes son un sector doblemente vulnerable, ya que, además de las dificultades naturales que genera la edad, llevar a cabo las medidas necesarias para mantener el control de sus niveles de glucosa puede resultar inquietante. Razón por la que llevar a cabo el tratamiento adecuado de forma correcta es fundamental. De acuerdo con el Atlas de la Diabetes edición 2019 de la Federación Internacional de Diabetes (FID), el 19.3 % de los pacientes que viven con diabetes a nivel mundial son adultos mayores de 65 años y México ocupa el noveno lugar entre los países con mayor cantidad de pacientes en este rango de edad que viven con diabetes.

En atención a ello y con motivo del mes de los abuelos, Educadoras en Diabetes hacen un llamado especial en el marco de esta celebración para hacer consciencia sobre la importancia de la insulinización temprana en pacientes de la tercera edad que cursan con esta enfermedad.

Sobre esto, Ana Laura Segundo, Educadora en Diabetes de BD Ultra Fine, comenta: “Hoy en día la insulina sigue siendo, científicamente, el tratamiento óptimo para el control de la diabetes sin importar la edad del paciente, por lo que mientras antes comiencen su aplicación será mejor. Sin embargo, justo en este sector de la población es en donde mayor desinformación hay, por lo que resulta imperativo poner mayor atención y empeño en lograr que la administración de la insulina se haga de manera efectiva y el paciente compruebe por sí mismo que el tratamiento es adecuado para mantener el control de su glucosa de forma eficaz”.

Te puede interesar:   Ojo Seco, más común de lo que parece

Por su parte, la Lic. Segundo menciona que con los pacientes de la tercera edad existen otro tipo de circunstancias que suponen un reto para lograr el apego al tratamiento. Tal es el caso del grosor de la piel, debido a que en la mayoría de los casos la piel es más delgada y delicada, lo que provoca que la percepción al dolor aumente y la posibilidad de realizar una inyección intramuscular también. Esto último pude ser muy peligroso, ya que, de acuerdo con la especialista, “al aplicar la insulina en el músculo la absorción es más rápida y se corre el riesgo de una hipoglucemia. Por ello, es importante asegurarse que la inyección únicamente llegue al tejido subcutáneo, porque es ahí donde la insulina se absorbe a una velocidad estable, predecible y sostenida”.

Debido a estos factores y a muchos otros inherentes a la vejez, como la falta de memoria o las dificultades visuales y de movimiento, la Educadora en Diabetes da una guía de recomendaciones para ayudar a optimizar resultados en el tratamiento con insulina para los adultos mayores que viven con diabetes:

Te puede interesar:   Aceptemos nuestro rol para combatir la diabetes: Tate & Lyle

• Para disminuir los riesgos de inyección intramuscular y de dolor, utilizar dispositivos de aplicación de insulina con agujas cortas y ultra finas de entre 4 y 6mm. Incluso, ubicar aquellas que cuentan con tecnología conocida como PentaPoint, de 5 biseles en la punta, que ayudarán a lograr una punción prácticamente imperceptible y mucho más cómoda.
• Para evitar olvidos o aplicaciones imprecisas, utilizar alarmas y recordatorios nunca estará de más. El apoyo de la tecnología puede facilitar aún más que los pacientes tengan un control adecuado.
• Ya sea por ellos mismos, con ayuda de su cuidador o de algún familiar cercano, será sencillo hacer uso de herramientas digitales especializadas en el control de la diabetes. Existen aplicaciones móviles como BD Diabetes Care App, que es de muy fácil manejo y lleva paso a paso al paciente en el manejo de su tratamiento.
• Para facilitar la independencia y la autosuficiencia de los pacientes de edad avanzada, utilizar herramientas adecuadas de fácil manejo será lo mejor. Los dispositivos tipo pluma son muy útiles para estos pacientes, ya que la insulina está precargada y además de los números, tiene una perilla giratoria con sonido para identificar cada unidad que se va cargando.
• Para llevar un mejor control y un tratamiento adecuado, la supervisión médica siempre será fundamental, y en este caso, también la asistencia adicional de alguien cercano será importante para auxiliar al paciente ante cualquier complicación o necesidad que se le pueda presentar.

Te puede interesar:   Cuida tu cerebro si haces deportes de contacto

Han pasado aproximadamente dos meses desde que inició el nuevo período de la emergencia sanitaria al que se le denominó “nueva normalidad”. Durante esta etapa, se ha buscado retomar las actividades y el ritmo de vida de forma paulatina y controlada, haciendo mucho hincapié en las medidas de higiene que se deben llevar a cabo. Sin embargo, hacer énfasis en acciones como éstas para mantener el control de enfermedades crónicas como la diabetes, también es fundamental para regresar a una vida saludable y de calidad.

“Existen diferentes tipos de insulinas y dependiendo del desarrollo y control que se lleve del padecimiento, será el tratamiento que el médico indique, sin embargo, todas se deben aplicar bajo las mismas recomendaciones. Lo más importante es buscar generar consciencia y seguridad en los pacientes de la tercera edad, para que ellos desmitifiquen, acepten y generen apego al tratamiento”, concluye Ana Laura Segundo, fomentando el bienestar en los adultos mayores.

También te podría gustar...