Karina Velasco creadora del método Yorgasmic, nos habla sobre el orgasmo femenino

**El Método Yorgasmic te invita a empoderarte para reconectar y redescubrir el regalo de tu sexualidad en su esencia más pura y salvaje, y con ello hacer contacto con tu espiritualidad. El futuro del sexo es la energía sexual.

El orgasmo sin consciencia erótica es sólo una reacción rápida que sucede y que se disfruta por un momento breve. Nos enseñaron que para tener un orgasmo necesitamos hacer muchas cosas y usar técnicas complicadas. Sin embargo, el secreto está en entender que la simplicidad es clave para desatar el orgasmo y disfrutar una vida sexual y energética placentera. Nuestros clientes se sorprenden al experimentar un grado de cambio cada vez que usan estas llaves, ya que les muestran que la energía orgásmica va más allá del placer físico y les abren una puerta para que el placer se convierta en una fuente de transformación en su ser y vida diaria.

Hay muchas filosofías que usan estas llaves, ya que son los principios básicos para mover y estimular la energía de vida, por ejemplo en tantra, tao y en kundalini yoga para despertar y transformar la energía en diversas formas.
Hemos creado deliciosas prácticas con el uso de estas llaves, en las cuales incorporamos enseñanzas ancestrales con nuevas sabidurías energéticas de una forma sensual y placentera; esto es lo que nos hace únicos.

Te puede interesar:   La playa en tu casa con Kinetic Sand

En dichas prácticas usamos la respiración, el movimiento, el sonido y la activación del piso pélvico para intensificar y transformar la energía. En nuestras experiencias de flow hemos notado que muchas personas conectan primero con una llave en específico, lo cual es natural porque todos tenemos un sentido más conectado que otro. Hay personas que son acústicas y se les hace más fácil conectar con su energía usando el sonido.

Otros son kinestésicos y usan el movimiento, pero para la mayoría la respiración es la llave que más retos tiene porque involucra todos los sentidos y porque no estamos acostumbrados a respirar conscientemente por largos periodos de tiempo.

Al cultivar nuestra disciplina erótica íntima podemos alcanzar una maestría en el uso de las llaves y utilizarlas para expandir nuestra energía orgásmica y fuerza de vida.

Estas cuatro llaves despiertan naturalmente la energía de vida sin necesidad de tener sexo o estimular tus genitales, aunque también estén presentes en el sexo. No es fácil darnos cuenta de que las usamos, porque actuamos en piloto automático y la consciencia erótica no está en nuestros sentidos o distribuida en todo el cuerpo. Piensa que tú ya usas las cuatro llaves cuando haces el amor. Al respirar, cambias los patrones. Respiras más rápido para excitarte, y lo haces más lento para relajarte o para integrar alguna sensación o sentimiento. Integrar es darle pausa a un momento para sentirlo. El movimiento lo llevas a cabo al cambiar las posiciones de tu cuerpo y al mover la pelvis en círculos pequeños. Haces algún sonido cuando tienes un orgasmo o para expresar placer, y en el momento del clímax y cuando la energía es intensa contraes el músculo PC. Estas llaves son una acción natural que tú ya utilizas.

Te puede interesar:   ONG´s ayudan a cumplir meta de salvar 50 mil vidas para 2020

Lo que buscamos con estas prácticas es enseñarte, por medio de un ritual, a usarlas adecuadamente sin tener una meta sexual. La respiración, el movimiento, el sonido y el contacto con tu piso pélvico son naturales si no los reprimes.

Al tener un orgasmo nuestra energía está fuera de control porque no usamos las llaves con eficiencia. El orgasmo es la experiencia transformadora que sucede con la maestría de las cuatro llaves que usamos para darle comando a la energía. Sé consciente si quieres tratar de controlar el orgasmo; esto puede sentirse como un avance, pero lo que sucede realmente es que nos aparta de la rendición y de ser vulnerables en la experiencia.
Cuando controlamos, no podemos rendirnos, por eso utilizamos el comando orgásmico, que es la habilidad de dirigir la energía y sentir sensaciones intensas mientras nos rendimos.

Te puede interesar:   Grupo Modelo y Aeroméxico acuerdan alianza por la salud de los pasajeros

La energía orgásmica tiene un proceso de transformación, y las cuatro llaves son parte del centro de comando que usas antes de entrar a la corriente y al fluir.

1) Usamos las cuatro llaves para crear las bases en nuestro cuerpo y energía. Son los cimientos para los jams y para mover la energía de vida.

2) Los elementos orgásmicos son las cualidades de la energía que sentimos en forma de sensaciones y que suceden en nuestras prácticas y el flow.

3) Los principios energéticos son los distintos movimientos de energía en tu cuerpo, al cual le das dirección con tu intención, con el comando orgásmico y con las cuatro llaves. De esta forma usas el puente de conexión de cuerpo con energía para tener una experiencia tanto física como energética.

También te podría gustar...