Qué hacer en caso de sufrir un percance vial

Estar en un percance vial puede ser una experiencia traumática, no solo por las lesiones físicas que puede causar, sino también por el shock emocional que este ocasiona. Cifras de Cruz Roja Mexicana (CRM) indican que, en lo que va de 2020, han realizado 111,048 servicios de atención prehospitalaria en ambulancias totalmente gratuitos para facilitar asistencia y traslados a personas involucradas en percances viales.

Cuando ocurre un accidente vial, la mayoría no sabemos qué debemos hacer, sobre todo si es la primera vez que lo experimentamos.

Si te ves involucrado en un percance cuando vas manejando, estas son las acciones que AXA México y CRM te recomiendan seguir:

1. Revisar el estado físico de las personas. Empieza por ti mismo, ya que si tú no estás en condiciones adecuadas no serás capaz de ayudar a los demás. Una vez que hayas verificado que estás bien, pregunta a tus acompañantes sobre su condición; y posteriormente a los terceros afectados, en caso estar involucrado otro vehículo (auto, bicicleta, moto, etc.) o peatón.

Te puede interesar:   Comienza la nueva temporada de Renault Duster

2. Llama a una ambulancia. Si desafortunadamente alguna persona resultó herida por el percance, la Cruz Roja recomienda llamar al 9-1-1 para que la atención de emergencia llegue lo antes posible y auxilie a quien lo requiera. Asimismo, Cruz Roja Mexicana hace un llamado para que la gente se capacite en primeros auxilios, pues los primeros minutos en la atención de una persona son fundamentales para salvar su vida, incluso para evitar que puedan presentarse secuelas en su salud en lo que llega la asistencia de los equipos prehospitalarios.

3. Contacta a tu seguro. Lo recomendable es que, una vez que verifiques que la salud de todas las personas –incluyéndote- no corre ningún riesgo, contactes a tu aseguradora. Los asesores telefónicos de AXA Seguros te ayudarán con información sobre lo que debes hacer. Además de reparar los daños de tu vehículo, tu seguro de auto –dependiendo del alcance de tu cobertura- te apoya con tus gastos médicos o de tus acompañantes, de ser necesario; cubre los daños ocasionados a terceros cuando eres responsable, ya sean médicos o materiales; o te brinda asesoría legal en caso de requerirla. Cuando el ajustador llegue al lugar de los hechos, él te asesorará respecto a los daños que hayan ocurrido durante el percance y te orientará sobre tus coberturas contratadas.

Te puede interesar:   Tu KIA preparado para la temporada de lluvias

4. Monitorea tu estado físico y mental. Según datos de AXA México, en lo que va del año han reportado más de 13 mil percances viales con alguna persona lesionada, representado cerca del 10% del total de accidentes. En ocasiones, podemos presentar dolores horas, o incluso, días posteriores al evento. La Cruz Roja Mexicana advierte que, si tienes algún dolor físico, molestia o presentas síntomas psicológicos como ansiedad, nerviosísimo o falta de atención, acudas a un médico para que te evalúe. Este tipo de situaciones no deben tomarse a la ligera, y si no eres atendido por un especialista con prontitud, las consecuencias pueden ser graves.

5. Verifica el alcance de tu póliza. Contar con un seguro de auto es un acto de responsabilidad civil, ya que, si ocasionas prejuicios a otras personas sin tener al menos una cobertura por daños a terceros, es probable que ellos no reciban una atención médica de calidad por falta de recursos, y tú enfrentarías cargos legales. Existen pólizas que, además de proteger a terceros, brindan protección a tu persona, acompañantes y patrimonio.

Te puede interesar:   KIA Motors revela nueva plataforma y tren motriz para la Sorento se siguiente generación

Al manejar, no olvides que debes, entre otras cosas: 1) respetar el límite velocidad, 2) evitar distraerte al conducir y 3) tampoco conducir bajo los efectos del alcohol o alguna droga. Ya que las conductas contrarias, son las principales causas de los siniestros viales.

También te podría gustar...