Ángela Maldonado recibirá el premio ‘National Geographic Award Recipients 2020’

“Es difícil conservar especies cuando existen violaciones a la legislación ambiental” nos cuenta Ángela Maldonado, ecologista que recibirá este año el  Premio Buffett Award por su liderazgo en la conservación.

Cada año, National Geographic reconoce y honra a personas pioneras e innovadoras cuyas historias inspiraron al mundo por los grandes aportes que han realizado en el campo de la ciencia, la conservación, la educación, la tecnología y la narración de historias.

Las personas galardonadas este año son audaces y tienen ideas transformadoras que han definido algunos de los desafíos críticos de nuestros tiempos, fomentado nuevos conocimientos, propuesto soluciones de vanguardia e inspirado un cambio transformador. A través de retos y adversidades, han liderado iniciativas con el objetivo de proteger a nuestro planeta para las generaciones futuras y personifican la misión de National Geographic Society al arrojar luz sobre las maravillas de nuestro mundo y protegerlas.

Te puede interesar:   Coloréate con Kokeshi

En entrevista, Ángela nos contó que el mayor obstáculo para lograr la prohibición de caza de monos nocturnos es la falta de aplicación de la ley ambiental por parte de las autoridades competentes, pues dentro de permisos de investigación han permitido desde el 2016 el uso de la especie Aotus nancymaae, el mono nocturno musmuqui, para ser capturados del medio natural. Esta especie está clasificada por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como vulnerable.

CIO: De manera general ¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que has tenido con tu activismo?

Las intimidaciones, las campañas de desprestigio y la continua persecución de infractores ambientales con poder. El trabajo en campo es difícil pues la zona de frontera entre Colombia y Perú presenta varios retos de seguridad, por la cantidad de cultivos ilícitos en la zona y la presencia de otras actividades ilegales. 

 

Te puede interesar:   Adidas se pone poderoso con “Shenlong”

CIO: ¿Tuviste apoyo de la comunidad para lograr disminuir la caza de animales?

Claro que sí. Varias comunidades indígenas y colonas que anteriormente capturaban monos se retiraron del negocio y ahora adelantan proyectos de turismo de naturaleza, y usan los monos nocturnos como especie bandera. Hemos tenido apoyo desde el Senado de la República, de la Contraloría General de la Nación, los medios de comunicación y muchas ONG que nos apoyado a lo largo de los años. También hemos obtenido fallos del Consejo de Estado a favor, que en su momento anularon los permisos de caza científica para la investigación en malaria. Además, varias organizaciones a nivel internacional han financiado nuestro trabajo. 

 

Te puede interesar:   Reír para sanar: Risaterapia cambiando vidas desde hace 21 años

La inspiración de la ecologista para combatir la trata ilegal de animales salvajes nació desde que rescató un mono churuco (Lagothrix lagothricha) del tráfico ilegal. Gracias a esa experiencia pudo ver el impacto de esta práctica ilegal sobre las poblaciones silvestres y el individuo y la falta de oportunidades económicas a comunidades locales, cuya única opción de obtener un ingreso es la venta de fauna o madera.

Ángela está convencida de que el problema se debe atacar de raíz, en su origen, que es la implementación de alternativas económicas sostenibles y legales en la zona de frontera y que los Estados garanticen que las necesidades básicas, como la salud, la educación y agua limpia para comunidades rurales sean cubiertas.

También te podría gustar...