Pacientes con psoriasis ven interrumpidas sus consultas y tratamientos por la pandemia

Según la Organización Mundial de la Salud, la psoriasis es una enfermedad crónica de la piel, inflamatoria no transmisible que afecta aproximadamente a 125 millones de personas en el mundo2. Aunque no se encuentran cifras exactas, en países de Latinoamérica como México, la cifra llega a 702.000 pacientes, mientras que en Argentina se registran 385.000 y en Colombia 267.000 afectados aproximadamente3, convirtiéndose en una patología con una prevalencia significativa en la región. Por esto, en el marco del Día Mundial de la Psoriasis, que se conmemora cada 29 de octubre a nivel mundial, se quiere informar y concientizar sobre lo que significa padecerla y la importancia de que los pacientes retomen las citas con sus médicos tratantes. Este año se diferencia a los demás, ya que el día mundial de la psoriasis visibiliza las dificultades que han tenido las personas con psoriasis para acceder a consultas médicas durante la emergencia sanitaria causada por el COVID-19.

La psoriasis no es contagiosa, su causa está relacionada con una alteración del sistema inmunológico y predisposición genética, y se caracteriza por la aparición de manchas rojas con escamas blancas que se localizan en diferentes partes de la piel. Las personas con psoriasis moderada a severa tienen un mayor riesgo de sufrir diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares. Entre el 40% y el 60% de los pacientes tiene síndrome metabólico e hígado graso y aproximadamente hasta un 30% de los pacientes padecen artritis psoriásica.

Te puede interesar:   FHRM urge a autoridades asegurar tratamientos profilácticos para pacientes con Hemofilia en México

“Al ser una enfermedad evidente, genera estigmatización y discriminación, causa por el desconocimiento de la enfermedad. Los pacientes tienden a experimentar depresión ya que se sienten aislados de los entornos sociales que comúnmente solemos integrar. Las personas con psoriasis pueden tener un rendimiento laboral disminuido causado por el número de incapacidades, y tienden a perder espacios de interacción como las actividades al aire libre o la vida en pareja”, explica Gabriel Magariños, profesor asociado de dermatología de la Universidad de El Salvador

Son evidentes los desafíos a los que se deben enfrentar día a día los pacientes con psoriasis y la importancia de hacer un llamado a profesionales de la salud, pacientes, sociedad y gobierno para hacer frente a la enfermedad. Con este objetivo nace la campaña #SaludSinPausa, liderada por Janssen, grupo de compañías farmacéuticas de Johnson & Johnson, que busca destacar la importancia de continuar con las consultas médicas, diagnósticos, controles y tratamientos adecuados que muchos pacientes en América Latina han visto postergados. Además, estos pacientes se enfrentan a otros problemas de acceso como resultado de la pandemia de COVID-19 y muchos cancelan o posponen sus citas por miedo a contagiarse del virus en clínicas o centros médicos. Para más información sobre SaludSinPausa visite: https://www.janssen.com/latinoamerica/salud-sin-pausa.

Te puede interesar:   Deleita tu paladar en The Urban Corner

El Dr. Magariños explica: “Los grupos de personas con psoriasis o los cuidadores son los primeros en vivir consecuencias sobre la cancelación de consultas y tratamientos, reflejando que la psoriasis no tiene en el sistema de salud, la importancia que tiene para nosotros. La pandemia ha representado un reto en el acceso, consultas con especialistas y citas médicas de control, lo cual repercute en que recibimos el tratamiento adecuado de manera tardía. Aunque esta no es una enfermedad terminal, es una condición crónica con la que viviremos de por vida. Si no podemos acceder a nuestros servicios médicos por la pandemia, las consecuencias físicas y mentales las seguiremos viendo incluso cuando la emergencia sanitaria termine”.

Te puede interesar:   Cinco consejos para adaptar cuerpo y mente a la “nueva normalidad”

Es vital que durante esta emergencia sanitaria se recuerde que, aunque el mundo sigue pausando actividades, los pacientes no pueden poner en pausa su principal prioridad: su salud. Las consecuencias de no tratarse o consultar a su médico pueden tener repercusiones en el largo plazo y por lo tanto es clave que sigan cumpliendo con sus citas médicas y tratamientos. La psoriasis es una enfermedad que no se debe descuidar de constantes controles médicos.

También te podría gustar...