Conoce la tradición de la “animeecheri kúinchekua”, la fiesta de ánimas purépecha

El Día de Muertos es una de las tradiciones más representativas de nuestro país, y sin duda alguna, Michoacán es una de las entidades donde esta costumbre cobra mayor sentido. Para las comunidades purépechas que habitan en diversas regiones de la entidad, esta celebración es conocida como animeecheri kúinchekua (fiesta de las ánimas).

Para dicha población indígena esta costumbre no es una celebración a la muerte, sino a la vida continuada o si se prefiere la “otra vida” y la oportunidad de coincidir en un día, encontrarse y convivir los de este mundo, con los del otro.

Este “encuentro” entre los que ya no están, pero regresan un día al año a convivir con su familia, es el motivo de reunión de las familias a comer junto al que “regresa”, ofrecerle lo mejor que se tiene, también los objetos que entran en juego para la ocasión, la flor, la comida, los cohétes, el pan, el adorno mismo.

Te puede interesar:   Destinos en EU, grandes oportunidades para viajar este año

Los purépechas afirman que cuando alguien muere, su cuerpo se sepulta, pero su alma sigue viviendo y va a reunirse con sus seres queridos que fallecieron antes, con los dioses y desde esa otra vida puede “regresar” a ésta, para convivir otra vez con su pueblo y con los suyos.

Uno de los elementos que distingue a esta celebración, son los grandes altares que se montan en los panteones o en las casas de los habitantes de las comunidades. Se trata de una construcción simbólica donde se colocan diversos elementos, con el objetivo de rendir tributo a los difuntos.

La elaboración del altar, sus dimensiones y complejidad es tan variada como el gusto de los parientes a quienes corresponde su elaboración, también se toma en cuenta si es el primer año o si ya es un altar pequeño y sin fiesta, sólo para seguir ofrendando a las ánimas de familia.

También te podría gustar...