Cultivar buenos hábitos alimenticios es clave para combatir la obesidad en tiempos de pandemia

En México, el sobrepeso y la obesidad se han convertido en un problema de salud pública. De acuerdo con la ultima Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ENSANUT) en nuestro país, el 75.2% de la población cursa con alguno de estos padecimientos, lo que coloca a México en el segundo lugar a nivel mundial en obesidad. Algo aún más alarmante dentro de este panorama es que las cifras de obesidad a nivel infantil son todavía más altas.

Por esta razón, es apremiante comprender que uno de los factores más importantes para tratar y controlar la epidemia del sobrepeso es comenzar por la educación en cuestión de hábitos alimenticios, especialmente a nivel infantil para tratar de erradicar el problema desde edades tempranas y así lograr el desarrollo de adultos sanos con hábitos de vida saludables, como una alimentación balanceada.

La situación de pandemia en la que el COVID-19 colocó al mundo no sólo puso en evidencia la gravedad de la situación en cuanto a obesidad y lo urgente que es atenderla, sino que, contrariamente, también generó condiciones en las que los hábitos alimenticios inadecuados se exacerbaron, ya que, el estar en casa ha provocado grandes estragos en la población en general. “El confinamiento ha repercutido en todos los aspectos de la vida a la que estábamos acostumbrados, desde la movilidad hasta nuestra rutina de sueño, lo que, desafortunadamente, siempre recae en la alimentación y por lo tanto en el control del peso”, afirma el Dr. César Vega, Medico Internista y miembro del Movimiento Nacional Ciencia en Obesidad.

Te puede interesar:   El apoyo de la familia es primordial para la persona que vive con diabetes

El Dr. Vega comenta que durante esta pandemia se ha observado un aumento de peso considerable en la población en general: “Las personas han aumentado en promedio hasta 8 kg ahora que están quedándose en casa, ya que existen muchos factores que los están llevando a comer de más y a tener menos actividad física. La ansiedad del encierro, el estrés laboral en casa sin tener una separación de las cuestiones del hogar y la alteración de los horarios son sólo algunos ejemplos. Al final, todos tienen un impacto en la alimentación, ya que al estar estresados o ansiosos y tan cerca de la cocina, comemos lo que sea y a la hora que sea, debido a que no se nos ha educado en una cultura de los buenos hábitos alimenticios”.

Te puede interesar:   Protégete del COVID-19 en tu consulta óptica

De acuerdo con el porcentaje que arroja la ENSANUT 2018, 7 de cada 10 mexicanos no están en el peso adecuado, por ello, este es el mejor momento para hacer conciencia y educar a los pacientes sobre la obesidad, que es un problema real de salud que va mucho más allá de la apariencia física y que puede atentar contra la vida. Para combatirlo, uno de los pilares principales debe ser la educación, enseñar a comer sano a los más pequeños y reeducar a los adultos.

Para ello, el Dr. César Vega recomienda sobre algunos hábitos alimenticios saludables:

 

  • Establecer horarios fijos de comida: Se recomienda hacer 3 comidas fuertes y dos colaciones a lo largo del día. Los ayunos prolongados pueden ser muy perjudiciales a la salud.
  • Realizar colaciones saludables: Se recomienda hacer 2 colaciones al día para mantener en buen funcionamiento el metabolismo, sin embargo, también ayudan a calmar la ansiedad en algunos casos. Si comer te ayuda a calmarte, es importante asegurarse de que sea algo que no te perjudique, por ejemplo, vasitos de pepino, jícama o zanahoria.
  • Evitar los azúcares y carbohidratos refinados: Es importante no consumir, en la medida de lo posible, bebidas azucaradas, productos industrializados excedidos en harinas y grasas saturadas. Entre más productos naturales y frescos se encuentren en la dieta, más saludable será la alimentación.
  • Acompañar siempre las comidas de verduras: Una comida saludable y balanceada debe de tener siempre una porción de verduras y si son verdes, mejor. No es lo mismos un taco sólo con carne, que uno con carne y nopal. La fibra del nopal ayudará a metabolizar mucho mejor los carbohidratos de la tortilla y la carne.
  • Medir las porciones: Es posible comer de todo siempre y cuando la porción que se consuma no sea excesiva y se balancee con otros grupos alimenticios saludables.
Te puede interesar:   Pacientes con cáncer padecen enfermedades asociadas que deben atenderse

 

Finalmente, el Dr. Vega concluye haciendo hincapié en la importancia de hacer conciencia sobre lo importante que hoy en día es mantener un peso saludable, recordando que durante esta grave pandemia por la que atraviesa el mundo, el peso ha jugado un papel fundamental en el desarrollo, evolución y recuperación de los pacientes que contraen el virus SARS-CoV-2.

También te podría gustar...