Impulsan uso de monederos electrónicos

Durante 2020, la Asociación de Emisoras de Vales (ASEVAL), que agrupa a las 6 principales empresas emisoras (Edenred, Sí Vale, Efectivale, Sodexo, One Card y Previvales), presentó una iniciativa para regular los Monederos Electrónicos de Comida (MEC) con el fin de volverlos prestación social, lo que se traduciría en un beneficio fiscal para las empresas y sus trabajadores.

Ello ayudaría a incluir en la economía formal a un número significativo de comercios de comida que no necesariamente están dados de alta formalmente ante las autoridades, sin embargo, la iniciativa se quedó reservada.

Hay que destacar que uno de los mercados más subestimados en el sector financiero mexicano es el de los emisores de vales y monederos electrónicos. Se trata de prestaciones sociales y herramientas de gestión y control, una de las pocas industrias que crecieron 9% en 2020.

Te puede interesar:   Nintendo 2DS Green Sea se estrena en México

Con un volumen de mercado total superior a los 160 mil millones de pesos, en México los grandes líderes son las francesas Edenred, Sí Vale y Sodexo; mientras que las mexicanas Efectivale, Toka y Broxel han batallado para competir en el mercado.

El segmento de despensa es el más relevante para estas compañías con un volumen anual estimado cercano a 80 mil millones. Se trata de una prestación social donde las empresas que lo otorgan tienen beneficios fiscales y los trabajadores reciben un complemento a su sueldo no grabable por estar enfocado en apoyar a la subsistencia y el consumo de alimentos y bebidas (sin alcohol ni cigarros).

Sin duda, el segmento de los emisores de vales de despensa es un mercado maduro. Cuenta con fuertes barreras de entrada: la certificación ante el SAT, la cual incluye una fianza que garantice hasta 10 millones de pesos y es altamente compleja, al grado que Banco Pagatodo fue el último autorizado, en 2019.

Te puede interesar:   AppsFlyer anuncia ronda de financiación de 210 millones de dólares

El hecho de que algunas licitaciones de gobierno exijan que los vales entregados sean en papel (y existan pocos impresores capaces de cumplir los requerimientos de seguridad, que además no tengan contrato con los grandes emisores) y la fuerte tesorería necesaria para respaldar la operación diaria, son sólo algunos de los impedimentos que tienen las empresas que quieren entrar a competir.

Con 4 millones de MiPyMes en México, el futuro de la industria parece ubicarse en qué tanto puedan conquistar a estas empresas y sus trabajadores para colocarles los distintos vales y monederos electrónicos. Con los dos principales monederos, despensa y combustible, regulados por el SAT.

Hoy las empresas emisoras de vales enfrentan un reto importante ante la entrada en vigor de la ley Fintech y que someterá a regulación de la CNBV monederos relevantes como Incentivos o Viajes. Ante esta regulación, se espera que las empresas emisoras de vale se vuelquen hacia los tarjetahabientes y los canales digitales.

Te puede interesar:   Arma tu Lego con Marvel

Alianzas con portales como Cornershop, Mercado Libre, Linio, Rappi o Uber Eats les otorgan la capacidad de incursionar en el e-commerce, cuyos volúmenes de operación se quintuplicaron en México a partir de la pandemia del Covid-19.

También te podría gustar...