«Bailando juntos», de Joan Garriga

Diana

**La cara oculta del amor en pareja y en la familia

«Una brújula audaz para navegantes afectivos, un libro para quienes buscan encontrar danzas de relación que les den seguridad y alegría, más necesarias aún en estos momentos en los que la presencia de la COVID-19 altera nuestra normalidad familiar y de pareja y nos enfrenta tanto a tensiones inesperadas que debemos afrontar como a nuevas bendiciones, desarrollos y hallazgos.»

Joan Garriga

Si en su libro anterior descubriste el buen amor en la pareja, ahora Joan Garriga te muestra cómo aplicarlo a través de casos reales tratados por el autor en constelaciones familiares. Haz visible lo invisible para dotar de mayor alegría y felicidad la danza junto a tu pareja. Tras El buen amor en la pareja Joan Garriga vuelve a escribir sobre las relaciones ahondando en la cara más oculta del amor. Si consideramos la relación de pareja como una danza que conviene articular con acierto, el foco de investigación de este libro se mueve constantemente alrededor de esta pregunta: ¿cómo se articula esa danza a dos?

En Bailando juntos (Diana), Joan Garriga ilustra temas universales que todos en algún momento de nuestras vidas debemos abordar: la presencia de fantasmas del pasado, los amores desiguales, los problemas de comunicación… Y lo hace no solo a través de reflexiones conceptuales, sino con la exposición práctica de casos reales tratados por él mismo en sus terapias de constelaciones familiares, como un intento de traer lo invisible a lo visible, de hacer luminoso lo oscuro, y así comprender mejor lo que actúa en la cara oculta del amor.

Gracias a esta obra, conoceremos cuáles son las dinámicas de fondo, menos conscientes, que nos ayudan a entender lo que pasa en la superficie y en el seno de la pareja: cómo se relacionan sus miembros, qué necesitan comprender y liberar, qué ataduras los dirigen, cómo logran estar bien juntos y por qué lo logran, cómo superan los problemas y qué contribuye a ello.

El hecho de que El buen amor en la pareja se haya convertido en un gran fenómeno editorial confirma de algún modo cuán necesitados estamos de orientación para nuestras relaciones y nuestros avatares emocionales y afectivos. Joan Garriga, muy consciente de ello, nos enseña a movernos en pareja, nos ayuda a pensar y a entender cómo somos en nuestras relaciones, pero sobre todo nos ofrece algunas de las claves para trabajar con nosotros mismos y ganar capacidad de amor, verdad, paz y libertad.

Te puede interesar:   6 claves para capitalizar el home office en tiempos de COVID-19

EL BUEN AMOR EN ACCIÓN

Si en su libro anterior descubriste el buen amor en la pareja, ahora Joan Garriga te muestra cómo aplicarlo. Encontrarás el buen amor en acción, en la práctica, en la compresión más profunda de las dinámicas emocionales y familiares que lo propician, así como el arte de la comunicación en la pareja, además de enfocar temáticas tan delicadas como la sexualidad, la fidelidad, la lealtad, y sobre todo la importancia de la influencia de los patrones de apego infantiles y del buen sostén en la vida.

El objetivo es comprender mejor las danzas que llevamos a cabo en las relaciones y cómo hacerlas más flexibles, alegres, nutritivas y felices. Necesitamos estar acompañados y compartir la vida, porque nuestra experiencia cobra especial sentido cuando la compartimos, y es justamente la mirada y la escucha compartida la que le da color y brillo. La relación que se establece entre dos personas con la vida se vuelve alegre y chispeante cuando tenemos un tejido relacional rico, en pareja o en la compañía que cada cual escoja.

“Caminar, en fin, sin asuntos pendientes, idea capital de la terapia Gestalt; tal como reza la canción de Rozalén: «Saber y sentir que no tengo asuntos pendientes». Y bailar juntos, pues la relación de pareja es una danza y conviene articularla con acierto, queriendo sin disfraces. Amar y ser amado y así poder llegar a bendecir la vida, ya muy cerca del ocaso”, expresa Joan Garriga.

CASOS REALES DE CONSTELACIONES FAMILIARES

A través del lenguaje terapéutico de las constelaciones familiares, determinadas dinámicas de pareja y sus patrones de relación salen a la luz, 1. Sin ti no podría vivir / Sin ti también me iría bien 2. Te quiero por ti mismo / Te quiero por ti mismo… bueno, a pesar de ti mismo 3. Hazme feliz / Siento el deseo espontáneo de que seas feliz 4. Quiero una pareja / Mejor me preparo para ser pareja 5. Te lo doy todo / Mejor dame lo que me mantiene en el mismo rango que tú 6. Dámelo todo / Dame lo que tienes y eres y yo puedo compensar, para mantenerme en mi dignidad 7. Ojalá sea intenso y emocional / Ojalá sea fácil 8. Lucho por el poder / Cooperamos 9. Yo pienso, tú sientes y, ante lo difícil, sálvese quien pueda / Reímos y lloramos juntos y juntos nos abrimos a la alegría y al dolor 10. Que sea para siempre / Que dure lo que dure 11. Primero los padres o los hijos y luego tú / Primero nosotros, antes que nuestras familias de origen y que nuestros hijos en común 12. Te conozco / Cada día te veo y te reconozco de nuevo y eso facilita establecer asociaciones y comprensiones que ayuden.

Te puede interesar:   La tercera edad en México, algunos datos para pensar en nuestro futuro

Ponerse en paz con aquello que viene de los padres es imprescindible, pues nos catapulta hacia un lugar adulto y nos permite situarnos ante otra persona como adultos, dejando atrás las vanas esperanzas de volver a ser acunados, las tiránicas exigencias de nuestro yo infantil, las expectativas ilimitadas y poco realistas respecto a cómo y cuánto debe nutrirnos la vida. En pareja, adoptar posturas y danzas manipulativas que conllevan juegos psicológicos tiene como resultado el desencuentro y el sufrimiento.

Joan Garriga pretende ilustrar lo determinante que resulta el trasfondo de cada corazón, llevándonos a comprensiones más profundas sobre sus movimientos, de manera que impacten para bien en nuestros vínculos de pareja, con los hijos, madres, padres y familiares en general. Su nuevo libro Bailando juntos, recoge a través de casos reales las dinámicas y danzas relacionales que se repiten con frecuencia, para bien o para mal, aunque advierte que el intento de pasar al papel todos los matices, sutilezas y atmósferas emocionales de una constelación familiar o de una sesión de terapia se queda inevitablemente muy corto; las palabras adelgazan el alto voltaje, la extrema delicadeza y la humanidad que aquellas rezuman, así como su capacidad de transformar a las personas.

El conocimiento de esas profundidades emocionales que dirigen nuestra vida desde el pasado nos ayudará, con un poco de suerte, a ser más respetuosos con la realidad de los demás sin pasarlo siempre todo por nuestro particular filtro personal, esto es, a verlos con independencia de nuestros prejuicios y mapas mentales, a flexibilizar nuestras danzas relacionales, a entender algo más a quienes caminan junto a nosotros y a desarrollar recursos que teníamos latentes y que nos pueden proporcionar bienestar y crecimiento. Así, con otro poco de suerte, escalaremos hacia esa mayor apertura del corazón que se experimenta cuando somos capaces de amar lo que somos y de aceptar las cosas como son, más que apegarnos a nuestras imágenes mentales de cómo deberían ser.

Te puede interesar:   Celebra el amor a la mexicana

De este modo, se van articulando los bailes, maneras, pautas, patrones, coreografías, esquemas de relación, y cada pareja establece los suyos, algunos nutricios y creativos, otros desequilibrados y desequilibrantes, tóxicos e incluso destructivos. Se trata de desarrollar los primeros y disminuir los segundos. Para ello, habrá que bucear en nuestra historia emocional.

LAS DOCE CLAVES QUE DEFINEN EL BUEN AMOR EN PAREJA

AYER / HOY

1. Sin ti no podría vivir / Sin ti también me iría bien

2. Te quiero por ti mismo / Te quiero por ti mismo… bueno, a pesar de ti mismo

3. Hazme feliz / Siento el deseo espontáneo de que seas feliz

4. Quiero una pareja / Mejor me preparo para ser pareja

5. Te lo doy todo / Mejor dame lo que me mantiene en el mismo rango que tú

6. Dámelo todo / Dame lo que tienes y eres y yo puedo compensar, para mantenerme en mi dignidad

7. Ojalá sea intenso y emocional / Ojalá sea fácil

8. Lucho por el poder / Cooperamos

9. Yo pienso, tú sientes y, ante lo difícil, sálvese quien pueda / Reímos y lloramos juntos y juntos nos abrimos a la alegría y al dolor

10. Que sea para siempre / Que dure lo que dure

11. Primero los padres o los hijos y luego tú / Primero nosotros, antes que nuestras familias de origen y que nuestros hijos en común

12. Te conozco / Cada día te veo y te reconozco de nuevo

Joan Garriga (Bellpuig, 1957) es licenciado en Psicología por la Universidad de Barcelona. En 1986 creó el Institut Gestalt de Barcelona, donde desarrolla su actividad como terapeuta y formador en constelaciones familiares, coaching sistémico, terapia Gestalt y PNL. En 1999 invitó a Bert Hellinger a presentar su trabajo sistémico sobre constelaciones familiares en el Institut Gestalt de Barcelona y con el tiempo él mismo se ha convertido en uno de los principales exponentes de esta terapia en España y el mundo hispanohablante. Ha publicado artículos sobre psicoterapia en revistas especializadas y es autor de Vivir en el alma (Diana, 2008), El buen amor en la pareja (Paidós, 2013) y La llave de la buena vida (Paidós, 2014), todos con un gran éxito entre la crítica y el público.

Título disponible en formato físico, electrónico y audiolibro.

También te podría gustar...